Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las autoridades de Bosnia aceptan con condiciones el plan de paz de Vance y Owen

Una asamblea de todas las autoridades bosnias, incluyendo representantes de la presidencia, el gobierno y el parlamento, dio ayer mandato al presidente Alia Izetbegovic para aprobar el plan de paz de los mediadores Cyrus Vance y David Owen, a condición de que la comunidad internacional ofrezca sólidas garantías respecto de algunos de los principios que contiene, según informa la agencia France Presse.Estas garantías deben comprender, sobre todo, el control de las fronteras, que deberían coincidir con los límites territoriales que regían en la antigua Yugoslavia. Así lo explicó uno de los viceministros bosnios, Zlatlo Lagumdzija.

Antes de celebrarse la asamblea, el presidente Izetbegovic había asegurado que el plan de paz Vance-Owen, que propone una división del país en diez entidades territoriales, "es aceptable con modificaciones". Consideró positivos dos puntos del plan: el que garantice la continuidad de Bosnia-Herzegovina como un solo Estado, y que establezca un mecanismo que permitirá el regreso de algunos refugiados a sus casas.

Entre los aspectos negativos, el presidente bosnio destacó varios: el agresor serbio es recompensado con territorios conquistados antes de la firma del acuerdo; el poder central será débil frente a unas provincias fuertes; ciertos refugiados no podrán regresar a sus hogares y el plan no prevé un único ejército.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de marzo de 1993