Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los problemas de la vivienda

Funcionarios municipales entre los agraciados

Arquitectos municipales, empleados de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV), economistas de IBM, físicos, psicólogos, médicos, informáticos, periodistas... Éstas son algunas de las profesiones acreditadas por los adjudicatarios de la primera promoción municipal de Viviendas de Precio Tasado (VPT). Hoy habrían tenido un piso de 80 a 100 metros cuadrados por 14 millones de pesetas si la Comunidad de Madrid primero, y el Grupo municipal Socialista 12 horas después, no hubieran torpedeado el plan. El Gobierno municipal decidió en el último momento aplazar la adjudicación de 233 pisos en las calles de Meléndez Valdés, Alar del Rey, Largo Caballero y paseo de las Acacias.El PSOE había presentado previamente al Consejo de Administración de la EMV un recurso contra el proceso empleado por el Ayuntamiento para seleccionar a los candidatos a un piso municipal.

En el escrito, el Grupo Socialista aseguraba: "Dudamos de la legalidad de adjudicar viviendas a empleados de la EMV" y citan los casos de Javier Villasante de la Puente (arquitecto del área de Nueva Edificación), Pilar Acedo Manso (secretaria del director de la EMV) y Rosa María Calonge (hija del jefe de personal de la EMV).

En el recurso, el PSOE explica que la fichas de los adjudicatarios, con las que se comprueba si cumplen el pliego de condiciones, están incompletas. En varios casos se certifican los ingresos con una declaración de la renta sin sellar por Hacienda, "por lo que podría tratarse de un simple papel comprado en el estanco y rellenado después", sospecha el concejal socialista José María de la Riva. También faltan certificados que acrediten una residencia mínima en Madrid de dos años.

Los adjudicatarios de una de las promociones, los 22 pisos de Meléndez Valdés, son profesionales cualificados. Hay una médico que ya posee otra vivienda, un físico con un sueldo bruto de 9,7 millones de pesetas anuales, un matrimonio con propiedades registradas... Todos ellos fueron elegidos por sorteo entre un total de 1.163 aspirantes que, en teoría, cumplían los requisitos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de febrero de 1993