Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mitterrand: "No pienso dimitir"

"No tengo la menor intención de dimitir si, tras las legislativas, hay un mayoría de derechas", respondió anoche FranQois Mitterrand a uno de los franceses que le interrogaban en directo desde los centros regionales de la cadena France 3. Mitterrand hizo su entrada en la campaña electoral francesa al estilo Clinton, dialogando directamente con los ciudadanos a través de la televisión.El presidente reiteró que va a quedarse en el Elíseo hasta el final de su mandato, en 1995. Y ello para "garantizar la estabilidad institucional" y 11 proteger las conquistas sociales de los franceses".

¿Qué piensa Mitterrand del programa electoral de la derecha? "No es lo suficientemente serio para que me interese". ¿Del hecho de que, bajo su mandato, un millón de franceses se hayan incorporado al grueso batallón de parados? "El paro no es un mal francés, ni un mal socialista. Es la culpa de la automatización, la competencia asiática, la crisis norteamericana y los elevados tipos de interés alemanes". ¿No hay remedios a este problema? "Sí, el reparto del trabajo y la formación permanente de los adultos".

Voto a inmigrantes

El presidente se declaró contrario al "principio de preferencia nacional" en materia de atribución de empleo que defiende el Frente Nacional. "Nunca aceptaré", dijo, "que se niegue ni uno sólo de sus derechos a los inmigrantes que están en Francia en situación legal" ¿Sigue siendo partidario de conceder el voto en las municipales a esos inmigrantes? "Sí, pero no he podido impulsar esa idea porque no existe un amplio consenso nacional al respecto".

Mitterrand negó que él sea el culpable de la agonía del Partido Socialista. "Cuando me hice cargo del socialismo francés, tenía el 5% de los votos. Ahora, en el peor de los casos, no bajará del 20% en las elecciones de marzo. No está demasiado mal, ¿no?".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de febrero de 1993