_
_
_
_

El PSI impide que los, carabineros registren el despacho de Craxi

El Partido Socialista Italiano (PSI) impidió ayer la entrada en las oficinas de su dirección central de los carabineros a la orden de la Fiscalía de Milán, interesada en la investigación de la corrupción financiera de los partidos, que pretendían registrar el despacho del secretario general, Bettino Craxi. En la misma jornada, los jueces emitieron 14 nuevas órdenes (le captura y notificaron la apertura de seis nuevos sumarios, entre éstos, el tercero contra Craxi.

Además del sumario contra Craxi, hay otro contra su segundo en el partido, Gianni De Michelis, y el séptimo contra el secretario administrativo de la Democracia Cristiana (DC), Severino Citaristi."Se ha creado una situación que presenta graves riesgos para la estabilidad política e institucional", se afirma en un comunicado que la oficina de prensa del PSI emitió anoche para dar cuenta del registro fallido, que es el primero intentado por los responsables de esta investigación, iniciada hace ya 10 meses, en la sede de un partido político.

De "horas de extremo peligro para la dernocracia", habló, en cambio, Biagio Marzo, responsable organizativo del PSI, en un llamamiento dirigido al presidente de la República, Oscar Luigi Scalfaro, para que evite "cualquier intento subversivo".

Al margen de estas dramáticas protestas, que tuvieron escaso eco en otros partidos, los socialistas italianos justificaron su rechazo del registro porque el mandato judicial con el que se intentó tenía como único objeto, dijeron, el despacho de Vincenzo Balzamo, secretario administrativo que recientemente falleció de infarto y que, según Craxi, sería el único que hubiera podido responder ante los jueces de la financiación concreta del PSI.Nuevos documentos

Los magistrados, por su parte, han remitido al Parlamento, que debe autorizar el procesamiento del líder socialista, nuevos documentos en los que ilustran la presencia de Craxi o de familiares suyos en sociedades de Silavano Larini, amigo personal del líder y recaudador de dinero negro para el partido, en situación de fugitivo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

También indican, al parecer, otras gestiones personales de Craxi para lograr aportaciones empresariales presuntamente ilegales, junto a particulares de actividades bancaria del partido en Suiza orientadas a despistar el origen ilegal de las recaudaciones. Así, el dossier parece contener información sobre una cuenta cifrada abierta en una oficina de la Unión de Bancos Suizos de Lugano, en la que el difunto Roberto Calvi, ex presidente del Banco Ambrosiano, habría versado un pago de 700 millones de liras (más de 50 millones de pesetas). La cuenta está a nombre del ya citado Silvano Larini, según noticias de prensa procedentes de Suiza.

El interés de los magistrados suizos en la cuenta cifrada de Lugano se debe a que han aparecido trazas de la misma en la quiebra de Sasea, la financiera de Fiorio Fiorini. De hecho es, al parecer, Fiorini quien más ha contribuido últimamente al movimiento de dicha cuenta y el que, en una libreta que se le ha encontrado, tiene anotado que la cuenta está a nombre de Larini.

Craxi afirmó ayer que no sabe nada de los hechos que se mencionan en esas nuevas acusaciones y reiteró que es víctima de un "proyecto persecutorio".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_