Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL CRIMEN DE ALCÀSSER

"Sí, son ellas"

"Son ellas; por lo menos, mi sobrina está", dijo en la mañana de ayer Carlos García, tío de Mirian, tras examinar la ropa y otros objetos encontrados junto a los cadáveres. García acababa de visitar el Instituto Anatómico Forense de Valencia, donde se realizaron las autopsias. Los tíos de Antonia también reconocieron las pertenencias de su sobrina. La autopsia a los tres cadáveres comenzó poco después de la nueve de la mañana y finalizó casi ocho horas después, sobre las cinco de la tarde. Intervinieron cinco forenses, entre ellos José Delfín Villalaín, catedrático de Medicina Legal de Valencia. A Luis Frontela, profesor de Sevilla, requerido por el Ayuntamiento de Alcásser, no se le permitió intervenir.A primera hora de esta madrugada se desconocía la causa de la muerte de las tres niñas, ya que ningún organismo oficial facilitó el dictamen de las autopsias. Fuentes policiales creen que murieron a golpes, pues una de ellas tenía un brazo roto. Los forenses hicieron un minucioso estudio de los cadáveres, recogiendo muestras de tejidos, cabellos y larvas. La alfombra usada por los asesinos para envolver a las víctimas también será estudiada con meticulosidad, ya que puede aportar numerosos datos sobre el crimen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de enero de 1993