Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La influencia de la Iglesia católica

En Polonia rige todavía la ley del aborto de 1956, que permite abortar en los cuatro supuestos -los tres españoles más el social- y que los obispos polacos han calificado de "criminal". La Iglesia sostiene que la ley comunista hace que se practiquen al año medio millón de abortos.

Según el Ministerio de Sanidad, el número de abortos practicados en hospitales públicos y privados -que desde los años cincuenta hasta finales de los ochenta se mantenía al nivel cercano a 130.000-, en los dos pasados años se cifró, oficialmente, en sólo 30.000. La presión católica en el gremio médico ha conseguido que en los hospitales públicos no se practiquen abortos desde hace un año.

La ley aprobada por la Dieta (Congreso) el pasado 7 de enero prohíbe el aborto por razones sociales. El Senado intentará, sin embargo, endurecerla en este mes conforme al deseo de Juan Pablo II. En su forma restrictiva, la ley del aborto sólo permitiría interrumpir el embarazo en el caso del peligro para la vida de la mujer. Los proabortistas han reunido en un mes un millón de firmas a favor de un referéndum y han anunciado que continuarán su lucha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de enero de 1993