Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irak rechaza el ultimátum mientras comienza a mover sus baterías antiaéreas

Irak comenzó ayer a mover las baterías antiaéreas que Estados Unidos, apoyado por el Reino Unido y Francia, le ha exigido que desplace antes de las 23.15 de hoy (hora peninsular española) al norte del paralelo 32, fuera de la zona habitada por los shiíes, a los que protegen los occidentales. Un portavoz del Pentágono dijo que no deseaba especular sobre el movimiento de las baterías y otra fuente militar indicó que "calificar eso [el desplazamiento de los misiles] de positivo sería prematuro".La noticia de esos movimientos fue el primer pestañeo en el pulso militar que Washington y Bagdad habían mantenido durante casi 24 horas. El viceprimer ministro iraquí, Tarek Aziz, manifestó que el Gobierno de Sadam Husein "tiene el derecho a desplegar sus defensas antiaéreas en cualquier parte del país", y el presidente Sadam Husein habló de que sus soldados defenderán "la soberanía nacional".

En la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, el embajador iraquí, Nizar Hamdun, respondió anoche al ultimátum volviendo. a reafirmar la soberanía de su país para mover las baterías antiaéreas por todo su territorio e insistió en que las fuerzas occidentales no están actuando por orden de las Naciones Unidas.

Joe Byrns Sills, portavoz del secretario general de las Naciones Unidas, aseguró, por su parte, que el ultimátum lanzado la tarde del miércoles por la coalición occidental "no es un ultimátum de Naciones Unidas" y añadió que la ONU tampoco es responsable directa de la creación de la zona de exclusión de vuelo.

Fuentes militares británicas hablaron ayer de una "respuesta bastante rápida" si Bagdad traspasa la hora límite sin satisfacer las demandas occidentales. Según estas fuentes, el ataque podría comen zar casi inmediatamente finalizado el plazo del ultimátum, aunque los analistas militares estiman que lo más probable es que las fuerzas aliadas esperen hasta las primeras luces del sábado para actuar contra Irak.

Páginas 2 y 3

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de enero de 1993