Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe de la CIA dice que Irak sólo entiende el lenguaje de la fuerza

Nueva York / Londres

El director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Robert Gates, declaró ayer que Sadam Husein sólo comprende las situaciones cuando se le amenaza con el uso de fuerza. "Basándonos en nuestra experiencia de los últimos dos años, no parece que Sadam Husein entienda otro tipo de mensaje", dijo Gates ayer en el programa de la televisión norteamericana Good Morning America.

Gates consideró que el anuncio de Irak de que no respetarían las reclamaciones occidentales "forma parte de una conducta continuada de desafío hacia Naciones Unidas y sus resoluciones". El director de la Agencia Central de Inteligencia añadió que, a pesar de que las baterías antiaéreas son móviles, "no son tan difíciles de encontrar".

Gates es uno de los pocos representantes de la Administración que ha roto su silencio desde que el miércoles empezaron a correr las 48 horas de plazo concedidas por Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia para que Sadam Husein traslade los misiles.

Robert Gates se negó a especificar qué tipo de acciones se preparaban en caso de que el líder iraquí no ceda a las exigencias de la coalición multinacional: "Francamente, creo que es mejor dejarlo en abstracto", concluyó.

Ataque fuerte y rápido

Fuentes militares británicas señalaron ayer que habrá "una respuesta bastante rápida" si no hay cambios en las posiciones iraquíes cuando hoy expire el ultimátum para que Sadam Husein retire los misiles de la zona de exclusión. Estas declaraciones siguieron al rechazo del mandatario iraquí de cambiar el emplazamiento de los misiles tiera-aire de fabricación soviética.

El Ministerio británico de Asuntos Exteriores ha advertido al Gobierno iraquí de las "serias consecuencias" que traerá consigo la negativa de Bagdad a cumplir con el ultimátum firmado por el Reino Unido, Francia, Rusia y Estados Unidos.

Según las fuentes militares británicas, el ataque aéreo podría comenzar casi inmediatamente finalizado el plazo del ultimátum (23.15 de hoy, hora peninsular española), aunque es más probable que las fuerzas aliadas esperen hasta las primeras luces del sábado para actuar contra Irak.

El Reino Unido tiene seis aviones Tornado GR1 en la base de Dahrán, en el noreste de Arabia Saudí, y un avión de aprovisionamiento Victor cerca de Bahrein.

Francia, por su parte, dispone de ocho aparatos Mirage 2000 RDI, enviados a Arabia Saudí para controlar la zona de exclusión aérea, situada en el sur de Irak.

Sin embargo, los citados aviones no están equipados para atacar objetivos en tierra, según indicaron ayer diversas fuentes militares en la capital francesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de enero de 1993