Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pleno adjudica hoy la funeraria a un grupo de 275 empresas del sector

El último pleno del año -hoy- en el Ayuntamiento de Madrid se presenta polémico. El equipo de gobierno aprobará la entrega del 49% de la funeraria a Funespaña, un conglomerado montado rápida y hábilmente por 275 empresas del sector. Además modificará el plan general para permitir la reforma de la plaza de Oriente.

El asunto de la semiprivatización de la funeraria municipal se resolverá hoy en un primer paso, pero promete eternizarse. El equipo de gobierno decidió hace dos semanas otorgar este proyecto -su primera privatización- a una de las tres empresas presentadas al concurso de adjudicación, la firma Funespaña, que es la que parecía más clara.Lo que parecía claro se está oscureciendo con acusaciones contra Funespaña dirigidas especialmente desde la empresa competidora que presentó el proyecto económico más bajo: Servicios Funerarios de Aranjuez.

Una de las 275 empresas asociadas a Funespaña ha interpuesto contra Servicios Funerarios de Aranjuez una querella por apropiación indebida de nombre. Servicios Funerarios de Aranjuez ofreció por el 49% de las acciones de la funeraria madrileña sólo 500 millones de pesetas, cuando el pliego fijaba una cifra de licitación de 1.400 millones. Además es mal vista por los responsables municipales porque representa en cierta forma a los piratas del sector, empresas radicadas en la periferia de la capital que han robado no pocos servicios a la funeraria madrileña.

Todos estos argumentos sepultan el contenido de esta oferta, pero Servicios Funerarios de Aranjuez efectúa acusaciones contra Funespaña con fundamento. Su recurso entregado al primer teniente de alcalde y presidente de la mesa de adjudicación, Luis María Huete, se centra en errores jurídicos y administrativos de forma, pero también hay dardos de fondo.

¿Qué es Funespaña?

El Ayuntamiento adjudicará hoy la gestión de su funeraria -la mayor de España- a una empresa de escaso capital inicial y bastante desconocida hasta hace muy poco tiempo. Funespaña surge en Almería entre dos hermanos que se marcan el objetivo de reordenar el sector en su zona de influencia.

Funespaña empieza a proponer en Andalucía convenios con otras empresas -asociadas o adheridas- para cooperar en determinados servicios. Cuando surge la posibilidad de entrar en Madrid, hace muy poco tiempo, lanza el mensaje: cooperar para reordenar todo el servicio.

El mensaje caló, hubo muchas respuestas y el equipo de gobierno ha optado por esta solución, pese a que su propuesta económica es elevada (más de 4.000 millones). La mitad de ese dinero sólo se compromete en el caso de que en un futuro la empresa quiebre o cierre. Otras partidas son para fondos de pensiones o de maniobras.

Funespaña valora las acciones de la funeraria en 100 pesetas, ampliará el capital social a 200 millones y saldará la deuda con el Banco de Crédito Local, estimada en 6.700 millones más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de diciembre de 1992

Más información

  • Reforma del plan para la plaza de Oriente