Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una sustancia necesaria

La hipercolesteremia se produce por la falta de producción o por la destrucción de sustancias encargadas de depurar el colesterol que precisa el organismo. El colesterol es una sustancia necesaria, pues, entre otras funciones, interviene en la producción de la mayor parte de las hormonas suprarrenales.El propio organismo dispone de mecanismos bioquímicos que garantizan la producción del 50% del colesterol necesario a partir de los hidratos de carbono, para asegurar la supervivencia en caso de que no se ingiriera suficiente cantidad de colesterol a través de los alimentos. Los alimentos más ricos en colesterol son las vísceras, las yemas de huevos, las carnes grasas y la leche entera.

MÁS INFORMACIÓN

El colesterol necesita un vehículo, es decir, una lipoproteína, para trasladarse a sus puntos de destino a través de la sangre. Utiliza dos: el LDL, que lo lleva desde el hígado hasta las células, y- el HDL, que conduce el colesterol sobrante de nuevo hasta el hígado para su expulsión. La proporción normal es de dos tercios de LDL y un tercio HDL. Un exceso de LDL o un defecto de HDL puede provocar el depósito del colesterol sobrante en las arterias, hasta causar su oclusión.

De momento se han identificado varias de las alteraciones genéticas que impiden una correcta síntesis y eliminación del colesterol. Una de ellas está situada en el cromosoma 19, por la ausencia del gen encargado de producir el receptor celular que permite la absorción del colesterol. Otra de las anomalías es la ausencia de una proteína llave, que se encuentra en el propio colesterol para que el receptor celular pueda identificarla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de diciembre de 1992