Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

7.000 personas se manifiestan en Valencia contra la xenofobia

Alrededor de 7.000 personas se manifestaron ayer en Valencia contra el racismo y la xenofobia, según fuentes de la Policía Local y de los organizadores. La convocatoria, que tuvo un carácter unitario, reunió a los principales dirigentes políticos y sindicales de la Comunidad Valenciana, incluido el presidente de la Generalitat, el socialista Joan Lerma. Sin embargo, los partidos políticos mayoritarios no tuvieron capacidad de movilización, ya que el grueso de los manifestantes realizó el recorrido tras las pancartas de las organizaciones de apoyo a los inmigrantes. En la cabeza de la manifestación desfilaron siete niños de etnias diferentes, tras los que el presidente de la Generalitat, Joan Lerma; el presidente de las Cortes valencianas, el socialista Antonio García Miralles; la alcaldesa de Valencia, Rita Barbera, y los presidentes y secretarios generales de los principales partidos políticos y sindicatos portaban una pancarta con el lema Frente al racismo, solidaridad.

Detrás de la representación institucional se situó cerca de un millar de personas, entre las que no se percibió una presencia significativa de inmigrantes. A continuación, una pancarta con el lema Racisme mai mes (Racismo nunca más), reunió el grueso de la manifestación, alrededor de las organizaciones de apoyo a los inmigrantes. Esta parte de la manifestación presentaba una gran diversidad, ya que la formaban grupos de senegaleses, palestinos, magrebíes y latinoamericanos, así como militantes de organizaciones feministas, grupos libertarios, asociaciones de homosexuales, sindicalistas, maestros y ecologistas.

Grupos diferenciados

Los responsables de las asociaciones de apoyo al inmigrante, como Valencia Acoge, la Asociación de Peruanos, Citmi, Justicia y Paz y otros movimientos quisieron distinguirse de la cabeza de la manifestación por su oposición a la Ley de Extranjería y la opinión de que el problema del racismo "no se resuelve con actos puntuales o declaraciones retóricas".Durante la manifestación, los dirigentes de organizaciones como los sindicatos CC OO, UGT desfilaron en la pancarta de cabeza, mientras la mayoría de sus afiliados lo hicieron tras rótulos con lemas más reivindicativos.

En las últimas semanas otras manifestaciones convocadas en Valencia por colectivos de estudiantes, funcionarios y agricultores fueron mucho más multitudinarias que la celebrada ayer, ya que llegaron a reunir a más de 10.000 personas. El único in cidente se produjo durante la lectura del manifiesto final, cuando un pequeño grupo arrojó huevos contra los re presentantes institucionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de diciembre de 1992