Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete autonomías mejoran su renta familiar pese a que su PIB crece menos que la media española

Siete comunidades autónomas han mejorado su nivel de renta en términos de renta familiar disponible en el periodo 1985-1991, a pesar de que su producto interior bruto (PIB) creció menos que la media española. Ésta es una de las principales conclusiones que se derivan del avance de los datos de 1990 y 1991 del tradicional informe La renta nacional de España y su distribución provincial, elaborado por el servicio de estudios del Banco Bilbao Vizcaya (BBV). El informe confirma al arco mediterráneo y el valle de¡ Ebro como las zonas de mayor expansión económica, al tiempo que destaca la depresión de la cornisa cantábrica, los efectos de la crisis turística sobre Baleares y el salto que ha dado la comunidad de Castilla-La Mancha.

Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla y León, Extremadura, Galicia y Murcia mejoraron sus niveles de renta familiar disponible por habitante en el periodo 1985-1991; en ese mismo periodo, todas esas comunidades perdieron peso relativo en su contribución a la formación del producto interior bruto (PIB) de España. Esta aparente contradicción -mayor riqueza relativa individidual disfrutada y menor riqueza relativa individual generada- se explica, sobre todo, por el correcto funcionamiento de los sistemas de subsidio, que permiten mantener los niveles de renta en regiones que han generado una riqueza inferior a la media.Esta circunstancia es especialmente ilustrativa en Asturias, cuyos habitantes han mantenido su renta familiar en los últimos años (si la media española es 100, Asturias equivalía a 96,22 en 1985 y a 96,33 en 1991) pese a que su PIB ha caído dramáticamente a causa del declive industrial de la cornisa cantábrica (si el PIB español es 100, el de Asturias era 96,52 en 1985 y cayó a 89,30 en 1991). En comunidades como Castilla y León o Galicia, la caída del PIB es inferior, pero llama la atención el aumento de sus niveles de renta (véase, la tabla adjunta).

Cuatro comunidades autónomas han perdido nivel de desarrollo y al mismo tiempo nivel de renta familiar disponible., Es el caso de Madrid (que sólo pierde 0,31 puntos de desarrollo respecto a la media española, aunque su renta familiar cae espectacularmente de los 116,87 de 1985 a 105,74 en 1991), de Baleares, de Cantabria y del País Vasco.

Las autonomías que mejoran niveles de desarrollo y de renta son seis: Canarias, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra y La Rioja.

Zonas tradicionales

En general, el informe del BBV confirma la permanencia de los ejes expansivos básicos (costa mediterránea y valle del Ebro) y la depresión de la cornisa cantábrica. Pero surgen novedades, como la apertura de un nuevo espacio expansivo en tres provincias manchegas, la extensión del arco mediterráneo a tres provincias andaluzas y la nueva bifurcación del eje del valle del Ebro al conectar, a través de Burgos y Valladolid, con el valle del Duero.A las siete provincias del litoral mediterráneo que van de Gerona a Murcia puede añadirse la expansión de Almería, Granada y Málaga, basada principalmente en el crecimiento del turismo y de los cultivos hortofrutícolas tempranos. La expansión de Sevilla, una de las más altas de España a nivel provincial, se debe a los efectos de la Expo, y aún espronto para saber si tendrá o no efecto continuado.

La expansión del valle del Ebro ha sido algo menos intensa que la del arco mediterráneo. Los crecimientos de Navarra y La Rioja superan los de Zaragóza y Tarragona.

Afectados por la crisis turística, los archipiélagos se han situado en la zona templada del crecimiento en el último bienio, por debajo de los niveles alcanzados en bienios anteriores. Con todo Baleares sigue siendo la comunidad con mayor renta familiar disponible: 118,4 si España es 100, aunque lejos de los 122 de 1985; le siguen Cataluña (117,5), La Rioja (115,7) y Aragón (109,8). Madrid ha caído a 105,7 (frente a 116,8 en 1985) a causa del desplazamiento de su tejido industrial a regiones limítrofes, y muy especialmente las provincias manchegas.

Todas las provincias que integran la comisa cantábrica han tenido crecimientos inferiores a la media española. Con todo, el País Vasco y Cantabria mantienen tasas superiores a las que presentan Asturias o Lugo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de diciembre de 1992

Más información

  • Tres provincias andaluzas se incorporan al área de expansion del Mediterráneo