_
_
_
_

Joaquín Estefanía: "Es necesario un grupo multimedia europeo de matriz española"

"El marco geográfico y político de los medios de comunicación españoles es, desde hace bastante tiempo, el europeo. Para desenvolverse en él es necesaria la presencia de grupos multimedia europeos de matriz española; sólo así se podrá evitar la colonización cultural y la presencia mayoritaria del capital extranjero en los medios españoles, como ya sucede en muchos casos". Así explicó Joaquín Estefanía, director de EL PAÍS, la situación del sector español de la comunicación en la conferencia La Europa del 93: ahora mismo, organizada en Valencia por los clubes Rotarios de esa ciudad.

Estefanía afirmó que la principal característica del entorno mediático es, en estos momentos, la internacionalización. "El rasgo europeo de los medios es un paradigma de cómo muchas veces la iniciativa de la sociedad civil va por delante de la iniciativa política". Según el director de EL PAÍS, sería bueno que los grupos multimedia españoles crecieran e invirtieran en el espacio informativo europeo, para "evitar que, al final, los propietarios últimos de los medios españoles sean únicamente los Hersant, los Hachette, los Agnelli", como ya sucede en muchos casos, aunque esta penetración del capital extranjero se haga de modo vergonzante o permanezca semioculta. Para lograrlo son irremediables los procesos de concentración: "Los medios españoles no sólo no están concentrados, sino que en la mayor parte de los casos son minifundios atomizados, incapaces de resistir, por tamaño y eficiencia, los embates de los grandes conglomerados europeos, y no digamos de los norteamericanos", dijo el periodista. A preguntas de uno de los presentes, Estefanía reconoció que hay una disminución de la confianza en la fiabilidad de la mayoría de los medios de comunicación. Para recuperarla hay que volver a los principios básicos del periodismo. En este sentido, saludó la iniciativa de los periodistas catalanes de dotarse de un código deontológico. "Desgraciadamente", dijo, "en este país hay que luchar muchas veces todavía por lo obvio; hay que desconfiar por principio de esos periodistas que, como muchos políticos a los que critican sistemáticamente, se presentan a sí mismos como poseedores únicos de la verdad, de cualquier verdad, como si fueran hombres universales que conocen de todo; que se presentan como héroes de película sin debilidades y que, bajo esta apariencia, pretenden imponer la espiral del silencio a quienes discrepan de sus puntos de vista".

Según el periodista, el sector de los medios de comunicación atraviesa una crisis similar a la de la economía española, ya que los recursos publicitarios -una de las dos fuentes principales de ingresos- no crecen al ritmo que demandan los medios. Sin embargo, EL PAÍS cerrará un buen ejercicio debido en gran parte al crecimiento de las ventas de ejemplares: "Si en el mes de diciembre no nos sucede ninguna desgracia imprevista cerraremos el año 1992 con una difusión media diaria que superará holgadamente los 400.000 ejemplares, cifra simbólica que hasta ahora nunca ha conseguido un diario español". Estefanía explicó la buena acogida que ha tenido la edición europea de EL PAÍS," que lleva 15 días publicándose.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_