LA CRISIS DE KIO EN ESPAÑA

KIO anuncia la suspension de pagos de Torras con unas deudas de 250.000 millones

Grupo Torras S A, controlado por Kuwait Investment Office (KIO), anunció ayer la inminente presentación de la suspensión de pagos de la empresa matriz. La deuda de la sociedad supera los 250.000 millones de pesetas, y el propio KIO es el principal acreedor, con créditos concedidos por más de 150.000 millones. La decisión de suspender pagos creó ayer una fuerte confusión. Por la mañana, los portavoces de KIO dieron a entender que el expediente ya se había presentado en el juzgado, pero después, por la tarde, los abogados manifestaron que la presentación se efectuará la próxima semana.La administración del grupo durante el proceso de suspensión de pagos ha sido encargada a la firma auditora KPMG Peat Marwick, en su oficina de Londres. Los gestores serán Tim Hayward y Nigel Males.

Más información

La suspensión de pagos fue anunciada ayer en conferencia de prensa por el presidente de Torras, Mahmoud Al Nouri, quien afirmó que KIO ha perdido en España cerca de 450.000 millones de pesetas. "El hallazgo que hemos hecho es mucho peor que las hipótesis que barajamos al principio", explicó Al Nouri para justificar la medida. Según Al Nouri, hasta finales de 1991 KIO había invertido en España 422.812 millones, de los que 122.420 fueron recuperados en operaciones de venta de acciones (principalmente de los antiguos Banco de Vizcaya y Banco Central), cobro de dividendos y otras operaciones. El resto, 300.387 millones, era el valor teórico de las inversiones restantes, según un informe realizado por Peat Marwick encargado por el anterior equipo directivo de Torras.

Las cuentas han sido investigadas por el banco de negocios Stephenson Harwood. Ayer, John Fordham, miembro de esta entidad, explicó que las pérdidas se deben a una mala gestión a gran escala". Más de la mitad -225.000 millones- provienen, dijo, de la compra de acciones del empresas del grupo "para mantener artificialmente el valor de, la cotización". Otros 75.000 millones se deben a operaciones en el extranjero, y el resto a operaciones financieras a corto plazo.

Durante el presente ejercicio, esa cifra se ha incrementado en otros 150.000 millones de pesetas -en nuevas aportaciones para. sostener empresas como Torras Papel y el propio holdíng-, hasta alcanzar los 450.000 millones., Esto significa que para KIO hoy, los 450.000 millones invertidos están perdidos, por lo que sus propiedades en España tienen valor cero.

De la deuda total de Torras, sólo 80.000 millones no corresponden a KIO, según Al Nouri. En opinión de fuentes financieras, la deuda estrictamente bancaria no supera los 30.000 millones y no afecta prácticamente a ninguna entidad financiera española. Los principales acreedores bancarios son Sumitomo, Barclays y el Chase Manhattan.

Futuro en España

Todas las actuaciones anunciadas por Al Nouri predicen que el grupo árabe abandonará su presencia inversora en España, a pesar de que el pasado mes de junio se comprometió a mantenerla. Ayer, Al Nouri aseguró que "aunque abandone el Grupo Torras, KIO mantiene su interés por invertir en España en negocios que considere interesantes".

KIO ha acusado a los anteriores gestores de Grupo Torras, encabezados por Javier de la Rosa, de "administración fraudulenta" y ha encargado al bufete de José María Stampa Braun acciones contra ellos. Según este abogado, "se ha iniciado un movimiento jurídico de primera magnitud". Stampa comentó que las actuaciones de los anteriores gestores "están dentro de lo que se denomina administración fraudulenta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 04 de diciembre de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50