Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MUJERES SACERDOTISAS

El sacerdocio femenino está abierto en la Iglesia católica, dice un portavoz episcopal

Julián García Hernando, secretario técnico de la Comisión Episcopal para Relaciones Interconfesionales, dijo ayer a EL PAÍS que en la Iglesia católica la incorporación de la mujer al sacerdocio "es un tema abierto, porque desde el punto de vista doctrinal no hay una definición dogmática".. Teólogos y comunidades cristianas de base han acogido la postura anglicana con satisfacción y como una muestra de su sensibilidad hacia la sociedad civil.

El portavoz episcopal intenta explicar la postura actual de veto a la participación femenina en el hecho de que "católicos y ortodoxos piensan que hay una tradición desde la vida de Jesucristo que se ha asumido en la práctica", si bien insiste en que "no hay dogma" sobre el tema. Para el obispo de la Seu D'Urgell, Joan Martí Alanís, es "improbable" que la Iglesia apruebe la ordenación de las mujeres, informa Europa Press.García Hernando lamenta que los británicos hayan decidido la ordenación de las mujeres en solitario. En su opinión, "un paso de este tipo debiera haberse consultado con las iglesias hermanas", no sólo para impedir una escisión en el seno de la Iglesia anglicana, como vaticina, sino también que entorpezca "de forma radical" las relaciones con las confesiones católica y ortodoxa.

En esta misma línea, manifestada hasta ahora por diversos representantes de la Iglesia católica, Fernando Sebastián, administrador apostólico de Málaga, ha dicho que la postura adoptada por la Iglesia de Inglaterra "provocará conflictos entre las distintas confesiones cristianas del mundo".

Cultura dominante

Javier Martínez, obispo auxiliar de Madrid, manifestó ayer su "pena" por la decisión anglicana, "porque la Iglesia anglicana, que es una iglesia venerable, está creando su propia escisión". Martínez interpretó la decisión en el marco de una tendencia muy visible en las grandes iglesias protestantes de disolverse en la cultura dominante", una tendencia bien valorada, en contrapartida, por Margarita Pintos, teóloga de la Asociación Juan XXIII.

"La Iglesia anglicana ha demostrado una sensibilidad hacia los logros de la sociedad civil, mientras que la católica lo que está haciendo es perderse una riqueza que podríamos aportar las mujeres: Está castrando algo que podía ser enriquecedor", indica la teóloga. Ante las declaraciones efectuadas ayer por el portavoz vaticano, en el sentido de que existen evidencias teológicas que impiden el acceso de la mujer al sacerdocio, Margarita Pintos se pregunta: "¿Por qué,, si no existe ninguna constancia. histórica de los 12 apóstoles impartiendo la comunión, se insiste en buscar una evidencia de que lo haya hecho una mujer?".

Respecto a la amenaza de ruptura dentro de- la Iglesia de Inglaterra, Margarita Pintos afiade: "Me sorprende que una iniciativa para suprimir la marginación provoque ruptura, cuando debería de ser todo lo contrario. No creo que la lucha de las mujeres sea para organizar cismas, sino para recuperar los otígenes de las iglesias cristianas que están en las comunidades de iguales". Al teólogo Enrique Miret Magdalena le parece "lógico" el paso dado por la Iglesia, de Inglaterra, . "porque es la superación del machismo de toda la historia de la Iglesia católica. Y el hecho de que la anglicana, que tanto se parece en ritos a la católica, haya tomado esta decisión es algo que nos debería hacer meditar sobre el hecho de que apartar a las mujeres del sacerdocio no es algo que esté ni en la doctrina ni en el evangelio". '

El teólogo jesuita José Ignacio González Faus recupera una de las afirmaciones del también teólogo alemán ya fallecido Karl Rahner cuando vaticinó: "Dentro de dos siglos habrá mujeres ordenadas". Esta sentencia supone, a juicio de González Faus, "el reconocimiento de que teológicamente no existen problemas para que la mujer acceda al sacerdocio, pero sí sociológicamente". En opinión del teólogo español, las disensiones abiertas en la propia Iglesia anglicana reflejan que sociológicamente el problema existe.

Temr al Papa

En esta idea abunda María Josefa Amell, presidenta del Colectivo de Mujeres de Iglesia de Cataluña, quien sostiene que muchas mujeres de la Iglesia católica se sentirán próximas ahora a la anglicana por adoptar esta medida, que ha sido acogida en su comunidad con gozo.

Algún dirigente de la Iglesia católica se ha mostrado abiertamente partidario de la incorporación de la mujer a las tareas eclesiásticas. Recientemente, Ramón Buxarrais, que renunció hace un año al obispado de Málaga, exhortó a los obispos a perder su temor "reverencial y servil" al Papa y plantear al Pontífice que abra una reflexión oficial del Vaticano sobre la ordenación de personas casadas, "y no distingo género", decía el prelado.

El obispo Buxarrais, recordó también en la entrevista concedida a este periódico que cardenales como Paulo Evaristo Arns, arzobispo de Sa Paulo, han planteado ya esta necesidad a Juan Pablo II, quien la ha rechazado. El prelado entendía que han de ser muchos los obispos que planteen esta reflexión al Papa para que se decida a abrir el estudio oficial de esta cuestión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de noviembre de 1992

Más información

  • Teólogos y cristianos de base aplauden la decisión anglicana