Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suráfrica asegura que no ayudará a la guerrilla de Jonás Savimbi a tomar el poder en Angola

Johanesburgo / Luanda

Suráfrica no obstruirá los esfuerzos en marcha para el establecimiento de un régimen democrático en Angola y no ayudará a la guerrilla de la Unión Nacional por la Independencia Total de Angola (UNITA) a tomar el poder por la fuerza, según declaró ayer un portavoz del Ministerio de Exteriores de Pretoria. Ello coincide con la propuesta del presidente surafricano, Frederik de Klerk, para que el presidente José Eduardo dos Santos y el líder de la UNITA, Jonás Savimbi, celebren una cumbre de la paz en Suráfrica.

Según un comunicado de la ONU hecho público ayer en Windhoek, la capital de Namibia, el Gobierno angoleño todavía no ha contestado a la propuesta del presidente De Klerk. Según fuentes diplomáticas, el presidente Dos Santos tendría la posibilidad de optar entre Botsuana y Namibia como países sedes del encuentro, además de Suráfrica. Pretoria puede ver mermada su capacidad mediadora por el hecho de haber apoyado durante 16 años la lucha de la UNITA contra el gubernamental Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA).El ministro de Exteriores angoleño, Pedro Castro Van Dunem, acusó ayer a Pretoria de suministrar ayuda logística y militar a la UNITA. Según su versión, el Gobierno surafricano había desplazado un batallón al norte de Angola en ayuda de las fuerzas de Savimbi. El ministro angoleño culpó de esta supuesta ayuda a su homólogo surafricano, Pik Botha, al que declaró persona no grata en Angola.

"Hemos dicho categóricamente que Suráfrica no apoyará de ningún modo a la UNITA en un conflicto armado", declaró ayer el portavoz surafricano al desmentir dichas informaciones.

El alto el fuego que se hallaba vigente en Angola desde el pasado mayo fue roto por Savimbi al rechazar, alegando supuesto fraude, su derrota electoral en los comicios efectuados bajo control de la ONU.

Pretoria asegura que ha dejado claro a Savimbi que debe negociar un acuerdo entre UNITA y el MPLA para la solución pacífica del conflicto. Pik Botha afirmó el viernes que Savimbi le había manifestado su disposición a "conversar y negociar".

Mientras, los combates entre los dos bandos continúan a, unos 120 kilómetros de Luanda, según informaciones de la prensa surafricana, que asegura que la UNITA controla ya la mayor parte de las ciudades del sur y oeste del país.

Por otra parte, la UNITA liberó ayer a 28 ingenieros rusos y brasileños que mantenía como rehenes desde el pasado miércoles.

La liberación de los rehenes se produjo mientras circulaban en Luanda informaciones sobre la posibilidad de que se celebrase ayer una reunión entre el MPLA y UNITA en la localidad de Caxito, a unos 60 kilómetros de la capital, bajo los auspicios del enviado especial del secretario general de la ONU para Angola, Marrack Goulding, que el viernes viajó a Luanda para entrevistarse con el presidente Dos Santos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de noviembre de 1992

Más información

  • Luanda declara persona no grata al ministro de Exteriores de Pretoria