Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco muertos en un destructor turco por el impacto de misil del portaaviones norteameriacano "Saratoga'

El Pentágono ha puesto en marcha una investigación inmediata sobre el incidente del portaaviones Saratoga, que ayer disparó accidentalmente dos de sus misiles contra el destructor turco Muavenet y provocó cinco muertos y 15 heridos. Ambos barcos participaban en unas maniobras conjuntas de la OTAN en el mar Egeo, a 80 millas de la costa turca (145 kilómetros). Uno de los misiles Sea Sparrow recorrió las tres millas de distancia (cinco kilómetros) que le separaban del Muavenet y alcanzó el puente de mando de la nave turca, construida durante la II Guerra Mundial.

El misil provocó un aparatoso incendio. El fuego y el humo aumentó la confusión, aunque fue finalmente controlado. La tripulación del Saratoga participó en la operación de rescate de los heridos, que fueron trasladados en helicóptero a bordo del portaaviones norteamericano, construido en 1956 y recientemente modernizado.En aquel momento, en la zona se encontraban 50 barcos y submarinos de Estados Unidos, Francia, Italia y Turquía, que formaban parte de la maniobra conocida por Displayed Determination 92 (Determinación Desplegada 92). El ejercicio, que ayer se vió trágicamente interrumpido en su décima convocatoria anual, parte del sur de Turquía hasta la isla de Creta y continúa hacia el norte del Egeo para concluir con un desembarco anfibio cerca de Estambul.

"Lamentable incidente"

Las autoridades de Ankara responsabilizaron del lamentable incidente" a un error del barco norteamericano. El propio capitán de la nave turca, Kundret Gungor, murió. El general John Shalikashvili, comandante supremo de la fuerza aliada en Europa, declaró: "En mi nombre y en el del Gobierno norteamericano quiero manifestar nuestras disculpas por este trágico accidente. Haremos todo lo que esté en nuestras manos para asegurar una abierta, rápida y completa investigación", manifestó antes de expresar su temor ante la posibilidad de que el número de muertos ascienda. A pesar de que no, se han facilitado detalles sobre las hipótesis que se barajan como posibles causas, fuentes militares de la OTAN explicaron que desde hace años se vienen produciendo quejas sobre la mala calidad del sistema de comunicaciones en el el área del Mediterráneo.[Un portavoz de la OTAN informó ayer que el secretario general de la organización, Mandred Worner, está "muy afectado " por el accidente, informa Efe. Afirmó también que Worner está en contacto permanente con el cuartel general de las fuerzas aliadas donde se realizaban las maniobras navales para seguir de cerca las consecuencias del incidente].

A mitad de una maniobra

En el momento del accidente, ambos barcos se encontraban a mitad de una maniobra, aunque portavoces del Pentágono se apresuraron a precisar que ello no implica que estuvieran simulando el uso de misiles. Habitualmente este tipo de maniobras de la OTAN incluyen el lanzamiento controlado de misiles como uno de sus ejercicios de entrenamientos pero, según fuentes del Pentágono, la operación Displayed Determination 92 no tenía previsto realizar lanzamientos con fuego real. Los misiles de corto alcance Sea Sparrow son utilizados en los portaaviones de la OTAN como parte de su defensa.El incidente, que se produjo en la madrugada del viernes, se suma a los diversos accidentes protagonizados por la Armada norteamericana en los últimos años. En noviembre de 1989, se ordenó la interrupción cautelar de todas las maniobras después de que una serie de accidentes arrojaran una lista de 10 muertos y 71 heridos. El 3 de julio de 1988, la fragata Vicennes derribó por error un avión comercial iraní en el estrecho de Ormuz al confundirlo con un avión de guerra, la cifra de muertos en esta ocasión ascendió a 290 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de octubre de 1992

Más información

  • La OTAN y el Pentágono presentan sus excusas y anuncian una investigación