Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos en Ceuta 24 inmigrantes que no lograron llegar a la Península

Un grupo de 24 inmigrantes marroquíes fueron detenidos ayer en Ceuta al desembarcar de una patera en una playa de esa localidad tras fracasar su intento de alcanzar las costas peninsulares. La embarcación en la que viajaban fue localizada a cinco millas al noroeste de Ceuta, en la perpendicular de Punta Almina, por el catamarán de la naviera Isnasa Rápido de Algeciras, que realizaba un viaje regular desde Algeciras a Ceuta.Según testimonios de pasajeros de ese buque, en el momento en el que fue avistada la patera sus tripulantes se encontraban achicando agua, por lo que el catamarán avisó al Centro Regional de Salvamento Marítimo de Tarifa, que puso en marcha un dispositivo de búsqueda en el que participaron los remolcadores Punta Service, de la Dirección General de Marina Mercante; la patrullera de la Armada, Cándido Pérez, y la lancha de la Guardia Civil, Mar 01. Mientras los equipos de rescate se dirigían a la zona del suceso, el catamarán escoltó la patera hasta la playa ceutí de Benítez para que desembarcara a los inmigrantes. El patrón de la patera logró darse a la fuga con la embarcación.

Por otro lado, una empresa española ha empezado a construir en Tánger una torre de telecomunicación que permitirá controlar el tráfico y la seguridad en el Estrecho de Gibraltar, así como el movimiento de las barcas pateras transportando Inmigrantes ¡legales, informa Ferrán Sales. El costo inicial de esta torre de telecomunicaciones se eleva a unos 3.000 millones de pesetas.

Las funciones y misiones de esta nueva torre de comunicación fueron estudiadas y debatidas en el transcurso de una reunión que representantes de la Dirección General de la Marina Mercante de España y de Marruecos, así como de diversas empresas navieras, han venido celebrando durante estos últimos días en Casablanca.

En las conversaciones se han analizado los problemas derivados de las comunicaciones entre ambos lados del Estrecho. Entre los temas abordados se hizo referencia a la contaminación, a la seguridad y al tráfico de pasajeros y embarcaciones.

Para las autoridades españolas, el tema más delicado es el aluvión creciente de inmigrantes que, de forma ilegal, cruzan a través del Estrecho de Gibraltar. La travesía se hace con frecuencia en embarcaciones carentes de las mínimas condiciones de seguridad, fletadas por mafiosos sin escrúpulos que cobran precios abusivos por el pasaje.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de septiembre de 1992