El dictador de Congo acepta su derrota en las urnas

El presidente de Congo, Denis Sassu Nguesso, que lleva 13 años al frente de este Estado africano, aceptó ayer su derrota en la primera vuelta de las primeras elecciones presidenciales libres. El hasta ahora dictador, que lidera el Partido Congoleño de Trabajadores (PCT), quedó en el tercer puesto tras el candidato de la Unión Panafricana para el Desarrollo Social, Pascual Lisuba, que obtuvo el 35,89% de los votos, y el del Movimiento Congolés para la Democracia y el Desarrollo Integral, Bernard Kolelas, que consiguió el 20,32% de los votos.Nguesso, que lideró el país desde su elección como jefe del PCT, entonces marxista y único en el país, inició un proceso de apertura democrática hace dos años. "El marxismo ha muerto", proclamó el dictador en el congreso de su partido que celebró entonces al sellar la perestroika de su grupo. Seguidamente, las autoridades congoleñas organizaron la puesta en marcha de una conferencia nacional encargada de gestionar la transición al pluripartidismo que, a través de debates entre las distintas fuerzas políticas, fue desposeyendo gradualmente a Nguesso de sus poderes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de agosto de 1992.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50