La sorpresa es una rotativa para 'Granma'

El 'Diario de Cádiz' embarca para Cuba su maquinaria original en un buque de ayuda

Al principio no se lo creían. Los miembros de la plataforma ciudadana de ayuda a Cuba, que pidieron en Andalucía suministros y enseres como respuesta al bloqueo económico al que se ve sometido el régimen de Fidel Castro por parte de Estados Unidos, esperaban una buena respuesta, aunque no tanta. Sin embargo, ayer vieron cristalizar la verdadera sorpresa de su campaña. Además de 25.000 kilogramos de arroz, 15.000 litros de aceite de oliva, camiones, autocares, motocicletas, coches, recambios de automóviles, herramientas, neumáticos, medicamentos y sosa cáustica, obtenidos gracias a la colaboración de personas de toda la comunidad autónoma, en el buque cubano Ignacio Agromonte, preparado para zarpar rumbo a La Habana, embarcó también la rotativa de un periódico.El director de Diario de Cádiz, José Joly, ofreció la antigua y muy cuidada rotativa de su diario -en proceso de reestructuración técnica- en cuanto conoció las intenciones de la plataforma liderada por el alcalde de Puerto Real (Cádiz), José Antonio Barroso, con quien han colaborado Izquierda Unida, el sindicato CC OO, la coordinadora de asociaciones pacifistas de Andalucía y la Asociación Gaditana de la Mujer, entre otras instituciones.

Joly consideró que sería buena idea donar la maquinaria alemana que ha sacado a la calle Diario de Cádiz desde 1967 al periódico cubano Granma, que atraviesa por un periodo difícil por la escasez de papel en la isla y la limitación técnica de la rotativa que imprime el diario.

La oferta de la empresa gaditana no cayó en saco roto, y a las pocas semanas llegaron a Cádiz técnicos de la editorial cubana para desmontar pieza a pieza la maquinaria. El trabajo ha sido lento y metódico. Junto a la rotativa viaja a Cuba una detallada guía de instrucciones para la instalación de ésta en la sala de máquinas de Granma.

A última hora de la tarde se completaban los detalles del embarque de los materiales recogidos en el buque, dispuesto para zarpar. La empresa consignataria del mercante, A. Pérez y Cía., ha señalado que la nave llegará a su destino en la última semana de este mes.

Los miembros de la plataforma convocante mostraron su temor a que la rotativa tuviese problemas para entrar en Cuba, dado el control que ejerce el régimen de Castro en los medios informativos. A pesar de ello, "el trozo de historia de Cádiz" marcha ya con destino a la isla.

El alcalde puertorrealeño ha insistido una y otra vez a lo largo de las últimas semanas que no se pretendía enviar desde España desechos, sino materiales en buen estado "despreciados por esta sociedad consumista". De esta forma, según Barroso, se logra dar un paso importante en la lucha contra el bloqueo a la isla, que se ha convertido, precisa el alcalde, "en el último bastión de las libertades frente al nuevo orden mundial".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de agosto de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50