La policía busca a un dirigente independentistapor su presunta vinculación a Terra Lliure

Baltasar Garzón, juez de la Audiencia Nacional, ha dictado orden de busca y captura contra el dirigente independentista y profesor universitario Carles Castellanos por su presunta relación con Terra Lliure. Castellanos se encuentra en paradero desconocido desde que, el 29 de junio pasado, se desató la operación policial contra la organización terrorista. Hasta ahora han sido detenidas 33 personas, de las que una veintena han ingresado en prisión y cinco están en libertad bajo fianza.Castellanos, líder del Moviment de Defensa de la Terra (MDT), ha sido implicado por varios de los detenidos como la persona que fijaba los objetivos de las periódicas campañas de atentados con explosivos de Terra Lliure: juzgados, sedes del Inem o bancos. Su última decisión, según fuentes próximas a la investigación, fue ordenar una ofensiva contra los Juegos Olímpicos que, dadas las limitaciones operativas de la organización terrorista, se redujo a atentar contra sedes de Banesto, el banco oficial de los JJ OO. Varios de los presuntos terroristas capturados en Valencia también han señalado a Castellanos como proveedor del material que empleaban.

El dirigente independentista desviaba parte del dinero ingresado por el MDT en concepto de cuotas para financiar a la organización terrorista, siempre según las mismas fuentes.

Castellanos ya estuvo encarcelado entre el 3 de mayo de 1988 y el 23 de enero de 1989, acusado de haber facilitado 15 kilos de explosivos a los miembros del comando Manresa, implicado, entre otros, en el atentado contra los juzgados de la localidad de Les Borges Blanques, en Lérida, en el que murió una mujer, la única víctima mortal de Terra Lliure. Castellanos fue absuelto en marzo de 1991 pese a enfrentarse a una petición fiscal de siete años.

Ingeniero industrial y profesor de la Escuela Universitaria de Traductores e Intérpretes de la Universidad Autónoma de Barcelona, Castellanos publicó varios artículos mientras estaba preso en los que reafirmó su inequívoca apuesta por la violencia. "Si el independentismo es un proyecto de liberación, en una situación de profunda opresión como la actual no puede evitar la confrontación, ni contra el poder capitalista ni contra las fuerzas de ocupación. Y todo el mundo que sea independentista ha de saber que la liberación sólo es posible a través de la lucha", escribió.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS