Los animales de compañía transmiten al hombre mas dé 300 enfermedades zoonóticas

Los dueños, de animales domésticos son reacios a reconocer que éstos puedan transmitirles mal alguno. Nada más lejos de la realidad. José Ramón Escribano, de 35 años, auxiliar de enfermería, se contagió el año pasado de ricketsia, enfermedad adquirida a través de una garrapata que le quitó a su perro y que le mantuvo de baja mes y medio, con fiebres altas y fuertes dolores de cabeza. En España, cada año los perros y gatos transmiten más de 300 enfermedades a las personas, según un informe del Ministerio de Sanidad y Consumo. La brucelosis, la más extendida, superó los 6.000 casos.

José Ramón Escribano asegura que los médicos le diagnosticaron un resfriado. "Creían que era un problema vírico. Me sometieron a todo tipo de pruebas, pero la fiebre continuaba. Decidí ir a urgencias de un hospital y allí, por los síntomas, me dijeron que era una ricketsia. No podía creer que mi perro fuese el causante de este malestar", comenta.Los expertos insisten que los contagios zoonóticos producen en las personas ceguera, quistes hepáticos, de pulmón y corazón, además de afecciones respiratorias, deformaciones en los recién nacidos, dolores musculares y gastroenteritis. Según los expertos, estos contagios se mantienen por el empeoramiento de las condiciones medioambientales en que viven estos animales.

El informe de Sanidad señala que en España anualmente. se matan más de 6.000 animales domésticos a causa de la propagación de las zoonosis. Por su parte, el Consejo General de Colegios Veterinarios de España ha denunciado en un comunicado la "falta de sensibilidad" de los responsables sanitarios de Euskadi, Andalucía, Castilla y León y Cantabria, que aún no han comenzado la vacunación antirrábica obligatoria de la población canina.

Mientras tanto,- aseguran los veterinarios, la rabia canina está aumentando ^en Europa. Según las últimas estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, en Europa se han registrado 69 casos de rabia humana, enfermedad que causa la muerte.

Quistes hidatídicos

Juan García Caballero, jefe de medicina preventiva de la Residencia Sanitaria La Paz, asegura que las enfermedades zoonóticas requieren la hospitalización del paciente; salvo en el caso de los quistes hidatídicos, Producidos por un parásito que alberga el perro y que requiere cirugía para ser extraído.

. El experto indica. que la tendencia en los últimos años muestra una reducción en este tipo de contagios, aunque no descarta que las principales víctimas sigan siendo los niños, las, mujeres y los enfermos de sida .García Caballero explica que no existen cifras exactas,. debido- a que no se declaran. "Los médicos creen que con, un tratamiento el paciente sana. Es importante llevar un. registro para saber su incidencia, sobre todo en las zonas rurales".

García Caballero insiste en que la zoonótica con mayor número de afectados es la brucelosis (que se adquiere mediante el consumo de leche, queso fresco y carne de animales afectados, como son la vaca, los ovinos y las cabras), aunque apostilla que también pueden resultar afectadas las personas que trabajan con estos productos.

El número de brucelosis registradas en España en 1991 superó las 6.000, siendo Málaga con 807 casos la provincia con mayor número de afectados seguida de Granada con 635 y Zamora con 575 enfermos. El paciente sufre fiebres muy altas, cansancio y dolores musculares. El tratamiento en algunos casos no es suficiente, ya que "hasta que se eliminan todas las bacterias que lo produjeron el enfermo lo puede volver a padecer", afirma el especialista

"El animal mal cuidado es un riesgo" comenta Miguel Ángel Tardío, veterinario, que asegura que estas enfermedades pueden prevenirse- desparasitando al animal periódicamente y "no alimentándole con productos de casquería crudos o pocos cocinados". Aconseja vacunar a los animales y llevarlos al veterinario al notar cualquier molestia.

Contagio directo

Miguel Tardío insiste en que la hidatidosis (origina el quiste del mismo nombre y llega a comprometer la vida del enfermo) tiene cada año un número importante de afectados. Se adquiere mediante las heces de los perros, que portan los huevos de una tenia que provoca este quiste, y afecta al hígado, los pulmones, el corazón y los riñones.

El paciente sufre fuertes dolores de cabeza, alteraciones visuales y hepáticas. En España, el año pasado fueron declarados 562 casos, cifra ligeramente inferior a los 620 registrados en 1990.

Tardío insiste en que el número de afectados por la enfermedad es preocupante porque los enfermos superan los datos oficiales. Su contagio se produce por contacto directo con el animal, o bien a través del medio ambiente, como puede ser consumiendo verduras regadas con aguas contaminadas por defecaciones de animales. "Para que un perro resulte afectado debe haber, comido vísceras de otro animal infectadas con parásitos", añade.

Miembros de la familia

La costumbre de tener animales en casa está aumentando en España significativamente en los últimos años. Cada vez son más los hogares en las ciudades que, bien por ahuyentar la soledad, bien por capricho, amplían el número de miembros de la familia.Incluso un 40% de aquellas personas que no poseen animales en su vivienda se declaran amantes de los mismos y se reconocen potenciales poseedores de un perro, un gato, un canario o un pez.

Pero el amor por los animales domésticos disminuye, según asegura el veterinario Miguel Tardío, cuando las personas resultan contagiadas por alguna molesta enfermedad zoonótica.

Después de la brucelosis, la hidatidosis y la salmonella, la zoonosis con mayor incidencia es la leilimaniosis (aparece en zonas urbanas), que se produce por la picadura de pulga del perro y provoca en la persona afectada una úlcera cutánea. Para eliminarla se recurre a la intervención quirúrgica.

La fiebre Q o mediterránea superó en 1991 los 600 casos en toda España. Los principales afectados son los cazadores que se contagian por el consumo de carne contaminada o por inhalación de los agentes patógenos en ambientes que están contamidados.

Otro problema padecido por los cazadores es la endocarditis, responsable de que sé produzcan obstrucciones en las válvulas cardíacas por la formación de verrugas que se forman, en la mayoría de los casos, por bacterias de las pieles de animales. También en estos casos, el afectado debe ser sometido a cirugía para recuperarse.

Según el boletín epidemiológico, en la última década ha habido un notable aumento de la tuberculosis tanto en la especie humana como en los animales domésticos. Se han tomado medidas de erradicación de esta enfermedad pero están exclusivamente enfocadas al ganado bovino, sin tener en cuenta otras especies que igualmente intervienen en la diseminación de la enfermedad, entre ellas la cabra. Hasta hace poco se creía que este animal era resistente a esa infección.

La creciente comercialización de la leche de cabra en España y su consumo crudo o en forma de derivados lácteos como el queso fresco, ha convertido este producto en un factor de riesgo para el contagio de seres humanos a tener en cuenta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 12 de julio de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50