Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mario Camus presentará su nueva película en el festival de Montreal

Carmelo Gómez encarna a un joven que investiga su pasado familiar

La última película de Mario Camus, Después del sueño, se presentará en la sección oficial del festival de Montreal, el próximo mes de septiembre. Junto a este filme concurrirá otra producción española, Demasiado corazón, de Eduardo Campoy. El largometraje dirigido por Camus, producido por Sogetel y por la firma valenciana Antea Films, se rodó a finales del año pasado en Santander y Madrid. Protagonizado por Carmelo Gómez, Antonio Valero, Ana Belén, Fernando Rey, Eulalia Ramón, Judit Mascó, Vaclav Vodak y Lluís Homar, narra la historia de un joven que investiga un secreto de su pasado familiar.

El montaje de Después del sueño está ya concluido, según explicó Pepe Ferrándiz, de Antea Films, la firma valenciana que ha asumido, con la compañía Sogetel, la producción de la película, rodada durante los meses de noviembre y diciembre del año pasado en localizaciones de Santander y Madrid.Con un presupuesto de unos 190 millones de pesetas, de los que 50 millones han sido aportados como subvención por el Ministerio de Cultura, el filme de Camus centra su argumento en un joven que vive en una ciudad del norte de España, encarnado por Carmelo Gómez, quien, tras el regreso de su tío (Vaclav Vodak), exiliado a Rusia después de la guerra civil, se ve envuelto en la investigación de un secreto que la repentina muerte del anciano impide desvelar. La búsqueda de ese tesoro sentimental genera una historia de amores y deseos de poder, de dinero, traiciones y mentiras.

En esta trama intervienen Antonio Valero que interpreta a un abogado arribista y extrovertido; Judit Mascó, objeto de deseo para el protagonista; Fernando Rey, en el papel del hermano del exiliado, con quien mantenía una dura discrepancia ideológica; y Ana Belén, que asume la personalidad de una directora de revista con pocos escrúpulos.

El título de la obra, Después del sueño, hace referencia a las repetidas ensoñaciones del protagonista sobre ese lejano familiar exiliado a Rusia como consecuencia de la guerra.

Con esta película, Mario Camus vuelve al largometraje, tras sus filmes La casa de Bernarda Alba y La rusa, realizados en 1987. El cineasta, con una filmografía que supera la veintena de títulos, había centrado su trabajo estos últimos años en series televisivas como La forja de un rebelde y La mujer y el pelele, realizadas para TVE.

La distribución comercial de Después del sueño se llevará a cabo nada más termine el festival de Montreal. Según Ferrándiz, que destacó la colaboración entre empresas de producción independientes como Antea Films y sociedades productoras como Sogetel, el filme de Camus contará con una importante difusión en las salas cinematográficas españolas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de julio de 1992