Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FRENTES DE LA LUCHA ANTITERRORISTA

Detenidos siete disidentes de Terra Lliure tras colocar tres bombas en Cataluñfia

La Guardia Civil detuvo ayer a siete personas -seis en la provincia de Barcelona y otra en Gerona- por su supuesta pertenencia a uno de los grupúsculos que se opuso a la autodisolución de Terra Lliure. Los presuntos activistas fueron detenidos después de colocar tres artefactos explosivos en Barcelona y Gerona, dos de ellos frente a sucursales de Banesto, banco patrocinador oficial de los JJ OO. Las bombas fueron desactivadas por expertos en explosivos. El resultado de esta operación policial obedece a que desde hace varios meses se seguía la pista de los ahora detenidos.

El Servicio de Información de la Guardia Civil llevaba meses recabando datos para averiguar la implicación de los detenidos, que estaban estructurados en dos grupos -uno de ellos radicado en Manresa-, a quienes se les imputa la comisión de una decena de atentados desde que Terra Lliure anunció su autodisolución el 8 de julio de 1991.Mandos del Ministerio del Interior afirmaron que los expertos en la lucha antiterrorista habían efectuado, en los últimos meses, un seguimiento tan minucioso que ya disponían de un buen número de pruebas para practicar las detenciones. O sea que habrían sido arrestados aunque no les hubieran sorprendido cometiendo un atentado. Con ello, Interior pretendía evitar riesgos para el desarrollo de los Juegos Olímpicos.

La información acumulada por la Guardia Civil sirvió para hacer abortar la comisión de los tres atentados perpetrados ayer y para practicar detenciones en Barcelona, Vic, Manresa y Olot. Los acusados defienden las tesis del Moviment de Defensa de la Terra (MDT), grupo que apoya el uso de la violencia y que condenó la decisión de la cúpula de Terra Lliure de dejar las armas.

La serie de las siete detenciones practicadas ayer se inició sobre las once de la noche del domingo, cuando Joan Rocamora Aguilera, colocó un artefacto explosivo frente a una sucursal ¿te Banesto en Barcelona, según fuentes policiales. La bomba estaba compuesta por una bombona de cámping-gas y una cantidad sin precisar de cloratita.

Tres horas después, otras dos bombas, de idéntica camposición, eran colocadas en Gerona. Una estaba delante de otra oficina de Banesto. Sobre las seis de la mañana de ayer era desactivada. La segunda fue depositada en un contenedor de basuras, frente a una tienda de motos, en la calle de Figuerola, cerca del paseo de la Devesa. La policía trasladó el contenedor 200 metros para evitar daños personales durante la explosión controlada.

Mientras los artificieros iniciaban las tareas para desactivar los explosivos, la Guardia Civil empezó las detenciones con la de José Musté Nogué, de 34 años, a quien se le imputa la colocación de las dos bombas de Gerona.

Durante la mañana de ayer, fueron detenidas en Manresa las siguientes personas: David Martínez Sala, Esteve Camellas Grau, Teresa Mas Lozano y Jordi Bardina Vilardell. En Vic fue arrestado Fernando Ruiz Martos.

En los domicilios de Manresa registrados por la Guardia Civil se intervinieron 4 bombonas de cámping-gas preparadas para ser explosionadas, 2 revólveres del calibre 22, 61 cartuchos del mismo calibre, 5 temporizadores de diversos tipos, 7 detonadores lentos; 28 kilos de mezcla explosiva -probablemente cloratita- y diversos productos químicos para fabricar bombas.

El gobernador civil de Barcelona, Ferran Cardenal, se mostró cauto al enjuiciar el alcance de las detenciones, y dijo que aún es pronto para saber si el comando pretendía inten3ificar sus acciones terrorista durante los Juegos o en las semanas previas a la cita deportiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de junio de 1992

Más información

  • Los artefactos fueron desactivados