Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UEO creará una fuerza de intervención de 50.000 hombres

El Consejo de ministros de la Unión Europea Occidental (UEO), que se celebra hoy en Bonn, consumará la creación de una fuerza de intervención de esta alianza de defensa europea, con capacidad para intervenir en conflictos fuera del territorio de sus miembros o del área de la Alianza Atlántica, según anunció ayer en Bruselas el secretario general de esta organización, el holandés Willem van Eekelen, quien confirmó, asimismo, la posibilidad de organizar un bloqueo naval contra Serbia.

Según Van Eekelen, en un principio, el total de las fuerzas que van a ser asignadas a la UEO se cifrará en 50.000 hombres, procedentes todos ellos de unidades ya asignadas a la Alianza Atlántica, incluyendo el cuerpo de Ejército francoalemán, creado por París y Bonn el mes, pasado.

Esta decisión supondrá que la UEO se convertirá, por primera vez, en operativa, según el mandato incluído en el Tratado de Maastricht, que le asignaba el papel de un cierto ministerio de Defensa de la Unión Europea. Para coordinar las fuerzas se crerá un secretariado o Estado mayor, compuesto por 40 oficiales.

Los ministros de Exteriores y Defensa de los nueve países miembros de la UEO acordarán hoy asignar fuerzas terrestres, navales y aéreas a la organización para ser usadas en labores humanitarias, de pacificación o para intervenir en conflictos fuera del área de la OTAN, como la guerra de Golfo o, eventualmente, la guerra civil yugoslava. Estas misiones, sin embargo, sólo serán posibles bajo los auspicios de las Naciones Unidas y cada miembro de la UEO podrá decidir en cada caso si interviene o no, y en qué condiciones.

Pese a las primeras reticencias contra un sistema de defensa europeo, al margen de la OTAN, Londres se sumó ayer abiertamente a la idea.

Reunidos en Estambul, los ministros de Exteriores de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) acordaron solicitar a la ONU que considere la posibilidad de una intervención armada en el conflicto balcánico si las sanciones económicas impuestas a Serbia no surten el efecto deseado, informa Reúter.

Los 47 miembros de la Conferencia, que hacen responsable a Serbia de los ataques sufridos por los musulmanes que residen en Bosnia, pidieron que no se reconozca al nuevo Estado yugoslavo hasta que este no haga lo propio con la república de Bosnia-Herzegovina.

Además, llamaron la atención sobre la extensión del conflicto al enclave de Kosovo en territorio serbio, habitado por población mayoritariamente albanesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de junio de 1992