Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

30 familias hartas de vivir en chabolas 'okupan' unas casas municipales en obras

El cerro de La Bendita, en Vallecas Villa, es un islote de infraviviendas en un mar de nuevos edificios. Los vecinos, la mitad inquilinos, ya no soportan que un barrio tan deteriorado esté fuera de todos los planes de remodelación. Por eso 30 familias okupan desde el viernes un bloque en obras de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV).

Casi un centenar de familias siguen viviendo en las chabolas de La Bendita mientras la zona se llena de grúas y promociones de vivienda pública y privada. Este contraste ha colmado la paciencia de los vecinos, hartos ya de soportar las condiciones de sus casuchas de menos de 50 metros cuadrados y llenas de humedades:El pasado viernes, niños, ancianos, amas de casa y padres de familia trasladaron sus bártulos a la bajera de un edificio en construcción de la EMV.

Provistos de una nevera, una televisión y varios colchones, esperan aguantar allí hasta que la Comunidad o el Ayuntamiento ofrezcan una solución para: su barrio. "No queremos nada regalado, pero vivimos en chabolas y no podemos pagar los 15 millones que piden por un piso en esta zona", asegura Juan Miguel Olmo, vecino de La Bendita desde hace 11 años. "¿Por qué han realojado en viviendas públicas a gente de lugares parecidos, como el Pozo del Huevo, y nosotros seguimos aguantando estrecheces, ratas y humedades?", se preguntan.

Ignacio García, presidente de la Asociación de Vecinos La Defensa, asegura que en el último año se han sucedido las reuniones con representantes- del Ayuntamiento y de la Comunidad. "Admiten que es razonable lo que pedimos, pero seguimos igual que siempre", explica. Por el momento, el cerro de La Bendita no está incluido entre las 22 bolsas de deterioro urbano pendientes de realojamiento.

Periodo de revisión

Enrique Villoria, concejal de Vivienda, Obras e Infraestructuras, reconoce que no se ha previsto ningún programa de reforma para este barrio. "Pero", añade, "estamos en pleno periodo de revisión del Plan General y no creo que haya ningún problema en incluirlo entre las bolsas de deterioro, dado el mal estado de las casas". Los vecinos de La Bendita llevan años detrás de una vivienda digna. En los ochenta intentaron que la zona formara parte de los barrios en remodelación.Ignacio García considera que "aquello no fue posible porque chocaron los intereses de inquilinos y propietarios". 'Tara los dueños de las parcelas grandes [100 metros cuadrados] era más rentable vender sus casas a constructoras que permitir su expropiación para remodelar el barrio", explica.

Las mejores parcelas pasaron a manos de inmobiliarias, y en ellas se han construido bloques de tres plantas. Ahora, el cerro de La Bendita está habitado por inquilinos. y por propietarios de casitas de menos de 50 metros cuadrados que no interesan a las constructoras privadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de junio de 1992

Más información

  • Las infraviviéndas del cerro de La Bendita no figuran en programas de realojamiento