Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Parón en el proyecto de ampliación de Barajas

El Gobierno central ha perdido interés por la inmediata ampliación del aeropuerto de Barajas. El proyecto para dotarlo de cinco pistas y una nueva terminal en el año 2030, con un horizonte de 80 millones de pasajeros al año, permanecerá en barbecho al menos durante cuatro años más. Mientras tanto se remozarán las actuales instalaciones.Según informó ayer el consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Julián Revenga, tras una reunión con responsables del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, ambas administraciones mantendrán las reservas de suelo necesarias para que la ampliación pueda llevarse a cabo en el futuro en función de la demanda. El ministerio ya ha dado los primeros pasos para pasar de la fase de avance a la de plan, en la que el proyecto se estudia con detalle.

El aeropuerto de Barajas registra un movimiento anual de unos 16 millones de pasajeros. Obras Públicas considera que con las dos pistas actuales se puede mantener el tráfico hasta alcanzar los 20 o 22 millones de pasajeros al año en 1996.

El ministerio acaba de terminar los trabajos de acortamiento de la pista de aterrizaje de Barajas. Así ha conseguido elevar a 50 el número de operaciones por hora. La construcción de una nueva pista, paralela a la actual de despegues, cuyo coste oscila entre los 25.000 y los 35.000 millones de pesetas, quedará, por el momento, en dique seco.

En cuanto a las pistas cuarta y quinta -al norte de las existentes-, la nueva terminal y las edificaciones comerciales y de servicios, ni siquiera se dan plazos para su construcción. El ministerio y el Gobierno autónomo invitarán al Ayuntamiento de Madrid para que se incorpore al consorcio urbanístico que diseñará la ampliación de Barajas.

Tren al aeropuerto

La Comunidad de Madrid ha solicitado a Obras Públicas que defina el modelo de transporte ferroviario con el aeropuerto. La Consejería de Transportes mantiene en suspenso el concurso de adjudicación de la línea férrea Nuevos Ministerios- Barajas, mientras que el ministerio todavía guarda en sus archivos un proyecto de ferrocarril transversal, desde San Fernando de Henares hasta el centro de Madrid pasando por el aeropuerto.El presidente de Iberia, Miguel Aguiló, ha criticado al ministerio (véase EL PAÍS de ayer) por la falta de definición en el proyecto de ampliación de Barajas. La compañía aérea cuenta con el acuerdo de la la empresa Fomento de Construcciones y Contratas, de las hermanas Koplowitz, para financiar los 135.000 millones presupuestados en la nueva terminal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de junio de 1992