Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernández Ordóñez suspende de forma indefinida sus actividades

El ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, suspendió ayer sus actividades de forma indefinida por sentirse "enfermo y aquejado de un gran cansancio" tras su reciente viaje por el Cono Sur latinoaméricano, según informó ayer la Oficina de Información Diplomática (OID). El ministro, según otras fuentes diplomáticas, habló por la mañana por teléfono con el jefe del Ejecutivo, Felipe González, y le comentó su deseo de ser relevado si no se producía una pronta mejoría.

Fernández Ordóñez regresó el sábado de Santiago de Chile, donde asistió a la reunión de los jefes de la diplomacia comunitaria con sus homólogos del Grupo de Río, del que forman parte los principales países de América Latina. El ministro de Exteriores tuvo escasas intervenciones a pesar de ser un foro en el que España tiene un cierto protagonismo. Desde entonces no ha salido de su casa aunque el domingo hizo, a través de la Oficina de Información Diplomática, una declaración sobre las sanciones impuestas por la ONU a Serbia y Montenegro.El ministro tenía previsto ayer recibir a su homólogo portugués, Joao de Deus Pinheiro, con el que hubiese preparado la cumbre comunitaria de Lisboa. Su visita a Madrid fue aplazada, así como la que iba a efectuar hoy el ministro búlgaro de Exteriores, Stoyan Ganev. Tampoco viajará el miércoles Francisco Fernández Ordóñez al Consejo Atlántico de la OTAN en Oslo, donde su puesto será ocupado por el secretario general de Política Exterior, Francisco Villar.

El titular de Exteriores tampoco asistió ayer a la inauguración de una exposición sobre Las culturas del México antiguo, a la que asistió la Reina.

El jefe de la diplomacia española no acompañará, por último, al presidente del Gobierno, Felipe González, en su visita a Bolivia prevista para principios de junio ni, a continuación, a la cumbre mundial sobre el medio ambiente en Río de Janeiro (Brasil), que concluye a mediados de este mes.

Segunda suspensión

Ésta es la segunda suspensión de la agenda de Fernández Ordóñez en los últimos ocho meses. Desde principios de noviembre hasta mediados de diciembre pasado el titular de Exteriores trabajó a medio gas por las molestias que les provocaban tres piedras alojadas en su vesícula.Aunque a finales de año reanudó su actividad el ministro, que cumplirá 62 años dentro de tres semanas, arrastra, sin embargo, desde entonces problemas de salud que le han llevado a suprimir algunos viajes de largo recorrido que no considera imprescindibles.. Desde principios de año viaja también siempre acompañado de un médico.

Los medicos, según el propio Fernández Ordóñez, no le aconsejan, sin embargo, que renuncie a su cartera. 'Tos facultativos", declaraba en abril refiriéndose a su ex homólogo alemán Hans Dietrich Genscher, "le recomendaron que abandonara su puesto y ha pasado lo contrario de lo que pasó conmigo, que me dicen que siga".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de junio de 1992

Más información

  • El ministro pide su relevo si no mejora