Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El democristiano Forlani, candidato a presidente de Italia

Arnaldo Forlani, secretario general de la Democracia Cristiana (DC), aceptó ayer ser el candidato de su partido a presidente de la República italiana. Su candidatura fue propuesta por el líder del centro democristiano, Antonio Gava, y sostenida formalmente por Giulio Andreotti, el otro gran aspirante de este partido a ascender a la jefatura del Estado. Contestaban, en cambio, la candidatura de Forlani el líder de la izquierda democristiana, Ciriaco De Mita, que busca un acuerdo amplio con socialista y ex comunistas, y Antonio Segni, partidario de la reforma constitucional. Los 340 electores de la DC realizaron por la tarde una votación interna secreta, para ver males eran las fuerzas reales democristianas con las que el secretario general contará para buscar en otros grupos los votos que le falten hasta el total de 508, que marca el límite de la mayoría absoluta por el que esta elección se rige a partir de la cuarta vuelta. Los resultados de esa votación interna permanecen secretos, aunque portavoces democristianos aseguraron que Forlani había obtenido "una gran mayoría".

No obstante, el secretario de la DC se enfrenta a obstáculos potenciales, incluso inesperados. Como ha ocurrido en otras elecciones presidenciales, Andreotti, por ejemplo, pudiera haber hecho que sus diputados afines apoyen a Forlani en la votación interna para dejarlo sólo cuando se vote de verdad en la Asamblea. En ese caso, el secretario general sería un hombre quemado para la política.

Con el pretexto de que coincidía con su votación interna, los democristianos se abstuvieron ayer de votar en la cuarta convocatoria de la asamblea parlamentaria, la primera que se regía por mayoría absoluta. Lo mismo hicieron representantes del Partido Socialista Italiano (PSI), argumentando que no tenía sentido votar si no votaban los representantes de la mayoría relativa.

El líder del Partido Socialista Italiano (PSI), Bettino Craxi, al que presumiblemente Forlani encargaría formar Gobierno, abrió consultas con el Partido Socialdemócrata (PSDI) y el Partido Democrático de la Izquierda (PDS), ex comunista, para valorar la candidatura de Forlani y decidir lo que hará su partido en las dos votaciones previstas para hoy e, ininterrumpidamente, en días sucesivos hasta la elección del presidente.

Achille Occhetto, líder del PDS, ha logrado el apoyo de la escisión Refundación Comunista a la candidatura de Nide lotti.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de mayo de 1992