Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Consejo 'muyahid' para proteger Kabul

Un consejo integrado por seis comandantes guerrilleros fue constituido ayer para garantizar la seguridad en Kabul. Los nuevos gobernantes islámicos de la capital afgana anunciaron que la legendaria guerrilla Jamiat Islami, encabezada por Ahmed Sha Masud, conocido como el León de Panshir, estaba al mando de la seguridad en la urbe. El consejo fue constituido en el curso de una reunión urgente en la que participaron el dirigente moderado Sibgatula Moyadedi -que presidirá durante dos meses otro consejo de 51 personas para facilitar el traspaso del poder desde el antiguo régimen al nuevo- y otros importantes dirigentes muyahidin. Algunos de los seis jefes guerrilleros que integrarán el consejo de seguridad se encuentran ya en Kabul o en sus proximidades. Los otros llegarán próximamente.

La agencia afgana de noticias (Aip) informó que, además de Masud, los restantes miembros del consejo son Abdul Haq, Mohamed Dedar, Sher Alam, Sedequllah y Sha Ruj.

La Aip, próxima a la facción disidente de Hezbi Islami dirigida por Yunus Jales, indicó igualmente que el consejo interino de 51 personas tiene previsto presentarse hoy en Kabul.

Por otro lado, la ocupación ayer de la capital por las guerrillas musulmanas forma parte de una compleja estrategia diseñada por una amplia alianza de líderes rebeldes con el objetivo de proteger a las minorías étnicas en Kabul y asegurarse de que la guerrilla de Gulbudin Hekmatiar, líder del grupo fundamentalista radical Hezbi Islami, que cuenta con el apoyo de Teherán, no entrase en la capital afgana.

Hekmatiar había dicho días atrás que su intención era entrar en Kabul si el Gobierno no entregaba inmediatamente el poder a lo que él denomina "un Gobierno muyahid". En realidad, fue el primero en entrar ayer en la capital, lo cual precipitó una operación militar del principal grupo guerrillero, Jamiat Islami, al frente del comandante Masud, para apoderarse de Kabul. Anoche Masud tenía controlada la situación. Acusó a Hekinatiar de planear un golpe con la colaboración del ex presidente derrocado Mohamed Najibulá.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de abril de 1992