Expertos de todo el mundo llegan a un acuerdo sobre programas medioambientales

La reunión de Tokio sobre vías de financiación de los programas ambientales en el planeta, en la que participaron políticos que fueron jefes de gobierno o economistas que dirigieron organismos internacionales, concluyó con una declaración en la que se considera que los países en desarrollo deberán pagar la mayoría de los gastos ocasionados por la ejecución de los proyectos en sus territorios. Las naciones más ricas, sin embargo, deberán colaborar en la recaudación de fondos mediante un mayor acceso a sus mercados del comercio de las naciones subdesarrolladas o a través de un impuesto especial.Japón, anfitrión de la reunión de 25 notables, fue designado como el país que debe liderar los esfuerzos internacionales en favor de un medio ambiente menos deteriorado. "Japón posee un estupendo expediente al haber conseguido una sustancial mejora en su medio ambiente", se subraya en la declaración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de abril de 1992.

Lo más visto en...

Top 50