Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta en Tres Cantos contra las industrias contaminantes

Alrededor de 200 personas se manifestaron ayer en la localidad de Tres Cantos (24.000 habitantes) en protesta por la instalación de industrias contaminantes y el peligro de escape radiactivo en la localidad.Los vecinos recorrieron durante una hora y bajo una lluvia abundante las calles de la población, desde la sede de la empresa pública Tres Cantos, SA, hasta el Ayuntamiento, donde fue leído un comunicado. conjunto de Aedenat, Los Verdes y la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM). Según la Asociación de Vecinos de Tres Cantos, convocante de la manifestación, en la población hay al menos cinco empresas que utilizan isótopos radiactivos y varias más que se dedican a actividades peligrosas para el ser humano y el medio ambiente, sin que exista en el Ayuntamiento un censo de estas instalaciones.

Sin embargo, el grupo socialista de Tres Cantos, que forma parte del Gobierno municipal, manifestó su rechazo por el alarmismo social" que, a su juicio, algunos grupos intentan crear aprovechando el escape radiactivo registrado en los laboratorios Medgenix, SA, "que están poniendo bajo sospecha la totalidad de las empresas radicadas en el polígono industrial de Tres Cantos".

Para el presidente de la FRAVM, Prisciliano Castro, presente en el acto, el alarmismo está justificado, porque, afirmó, la Administración está ocultando datos importantes. "Creo que en este caso la Administración y la empresa deben ser claros con el ciudadano", dijo Castro."Mientras tanto, seguiremos desconfiando y creando alarma social, como ellos dicen, para evitar que una desgracia nos pille desprevenidos".

Para Castro, los trabajadores de Medgenix están rehuyendo a la opinión pública, "se supone que porque no quieren perder su puesto de trabajo, pero ellos son los que más tienen que decir".

Al finalizar la manifestación, los vecinos de Tres Cantos plantaron unos 500 chopos en el arroyo de Valdecarrizo, frente al lugar donde se produjo el escape, plantación que continuará hoy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de abril de 1992

Más información

  • El grupo socialista acusa a los manifestantes de crear "alarmismo social"