Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bien, pero menos

Michel Walker, australiano de origen pero de nacionalidad británica, ha escrito a casi todo el mundo con responsabilidades en el caso para denunciar su situación. Al Defensor del Pueblo, a Comisiones Obreras, a la Comunidad Europea, al Ministerio de Educación, al Consejo de Universidades. Trabaja en Murcia, cumple funciones de catedrático, pero no lo es exactamente y veía sus derechos disminuidos. Seguramente no ha sido sólo su insistencia la que ha promovido la próxima modificación de la ley para facilitar el acceso de ciudadanos de la CE a la función pública, pero, desde luego, ha puesto su grano de arena.Walker se muestra satisfecho por el anuncio sobre la modificación de la ley y comenta el asombro que habría causado su situación a catedráticos que lo fueron en Oxford (Reino Unido).. Y cita a Josep Trueta -"que me enseñó traumatología", dice- y Salvador de Madariaga.

El problema no es sólo español: Francia, Bélgica y Grecia se hallan en situación similar, mientras que Italia y Portugal han encontrado soluciones para el mismo. En Alemania y el Reino Unido, el acceso de extranjeros a la docencia es antiguo y nadie parece haberlo puesto en duda. Walker se pregunta cuál es el sentido de que un extranjero pueda ser concejal, pero no profesor universitario.

Organizaciones de enfermería, sin embargo, no se muestran tan satisfechas. Sin poner en duda el derecho a la libre circulación de trabajadores, Ernest Argilaga, secretario del Colegio de Diplomados en Enfermería de Barcelona, y Luis Cabado, secretario general del Sindicato de Enfermería de Cataluña, muestran su preocupación porque, afirman, "el nivel de preparación de los profesionales de otros países de la CE es inferior al de España". Coinciden también en que la medida no paliará la insuficiencia de profesionales en el sector porque esta insuficiencia está generalizada en Europa. Cabado cree que sería necesario regular "al alza" la formación en toda Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de marzo de 1992