Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis de Pablo estrena una cantata sobre textos mayas y aztecas

Textos mayas y aztecas han sido escogidos por Luis de Pablo para construir sobre ellos la obra Antigua fe, cuyo estreno se celebra hoy a las ocho de la tarde, con entrada libre, en la iglesia de San Isidro de Madrid (calle de Toledo, 15). Encargo del Consorcio Madrid 92, la obra, una cantata para orquesta, coro masculino y soprano, inaugura el ciclo titulado Música celestial. Coincide el estreno de Luis de Pablo con su 62º aniversario, ya que nació en Bilbao el 28 de enero de 1930.De Pablo explica por qué ha elegido esos textos remitiéndose a su catálogo, en el que existen varias obras que hacen referencia a América: We, Bajo el sol, Retratos de la conquista y Malinche. "Mi interés y la curiosidad por esas culturas se remonta al año 1946, cuando estudiaba el bachillerato y en un trabajo de historia me correspondió aquella época. En Antigua fe he querido escoger textos sacros aztecas y mayas y servirlos con música acorde a esa mezcla tan sugestiva de amor por una naturaleza que al mismo tiempo es la madre implacable capaz de aplastar cuando se harta".

Con una duración de alrededor de 45 minutos, dividida en siete partes, la pieza se distingue de sus anteriores obras relacionadas con la época del Descubrimiento en que en aquéllas "se hacía referencia a la presencia europea en contacto violento con las culturas indígenas. Aquí son las culturas indígenas las que hablan por sí solas a través de sus textos, acompañadas de mi música".

V Centenario

De Pablo considera que el V Centenario está más allá de cualquier opinión. "Para mí es inútil preguntarse si fue bueno o malo, eso queda para otro tipo de discusiones; juzgar a 500 años vista me parece una pérdida de tiempo. Es como si juzgas la invasión romana en Europa. Se perdieron muchas cosas y se ganaron otras, el Descubrimiento se sitúa en otro plano, lo que hace la discusión inútil y ligeramente ridícula. ¿Lo hubieran hecho mejor otros? No creo que los indios de Norteamérica estén muy felices, o los aborígenes de Australia, o los negros de Suráfrica. Mire cómo se manifiesta en Argelia la presencia colonizadora de Francia. Yo no me atrevo a hablar de estas cosas. Es posible que lo mejor sea siempre dejar en paz a cada uno, pero eso parece utópico".La cantata de Luis de Pablo, que será interpretada por la Orquesta Sinfónica de Madrid con el grupo coral Richard Cooke Singers y la soprano Pilar Jurado, bajo la dirección del suizo Luca Pfaff, no tiene otra intención, según su autor, que presentar la mejor música posible: "Yo no he pretendido nunca otra cosa que dar testimonio de cómo siento un orden sonoro que procuro sea expresivo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de enero de 1992