12 punkis, en prisión por agredir a un palestino en Valencia

La juez sustituta del Juzgado de Instrucción número 6 de Valencia decretó el pasado lunes el ingreso en prisión provisional y sin fianza de 12 jóvenes punkis -ocho hombres y cuatro mujeres- detenidos por la Policía Local en el barrio valenciano de El Carmen tras apalear al palestino Nordin E., de 17 años. Un portavoz del juzgado informó ayer que la víctima presentaba diversas contusiones y mordiscos producidos por un perro.Los 12 detenidos, que según informó ayer la Policía Local pertenecen a una banda de punkis, son: Montserrat C. C, de 18 años; Pedro A. M., de 26; Antonia V. C., de 20; Juan Aitor R. G., de 21; David F. N., de 16; Luis Eduardo S. D., de 20; María Isabel G. V, de 21; Lidia M. P., de 18; Carlos M. G, de 18; Salvador G. G., de 18; Juan Carlos S. H., de 23, y Ana Carmen S. S., de 22. La mayoría de los detenidos no son vecinos de Valencia.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del lunes en la calle. Alta del barrio de El Carmen, una de las zonas más degradadas del centro histórico de la capital. Una pandilla de unos 25 jóvenes armados con cadenas, según explica el atestado realizado por la policía, golpearon al joven palestino Nordin E., al que también propinaron patadas y le azuzaron a un perro, propiedad de la detenida Carmen S. S, que le mordió.

Como consecuencia de esta agresión, el palestino sufrió varias contusiones y mordeduras, por lo que tuvo que ser ingresado en el hospital La Fe de Valencia. Según informaron ayer médicos del servicio de urgencias de este centro sanitario, Nordin E. fue curado de sus heridas y dado de alta el mismo lunes, ya que no sufría daños de gravedad.

Varios agentes de la Policía Local que se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo lograron detener a 12 de los agresores, que pasaron a disposición judicial a última hora de la tarde del lunes.

Fuentes del Juzgado de Instrucción número 6, que ese día se encontraba de guardia, informaron que los jóvenes, que se negaron en un principio a prestar declaración, vestían con cazadoras de cuero negro" botas militares, llevaban "pelos raros" y portaban -como elementos decorativos varias cadenas metálicas, que les fueron incautadas.

El joven palestino no tiene domicilio conocido y es posible que se encuentre en situación ilegal y que habite alguna vivienda desocupada del barrio de El Carmen, según medios policiales. Fuentes judiciales afirmaron desconocer el motivo del apaleamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 14 de enero de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50