Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el primer ministro yugoslavo

El primer ministro yugoslavo, Ante Markovic, presentó ayer su dimisión ante el Gobierno federal -que actualmente representa sólo al bloque serbio- tras oponerse en solitario al proyecto de presupuesto federal para 1992, que dedica el 86% a las Fuerzas Armadas. "Es un presupuesto de guerra", dijo el croata Markovic, que aseguró no tener otra alternativa que la dimisión ante "el desastre econámico" que implicará un presupuesto que, además, "justifica una guerra que ha sido denunciada en Yugoslavia y en el extranjero y que convertirá este Gobierno en superfluo".La permanencia de Markovic en Belgrado, al frente del Gobierno de una federación que en la práctica ya no existe ha sido repetidamente criticada por Croacia, e interpretada como un intento del primer ministro dimisionario de aparecer, cuando serbios y croatas hayan quedado exhaustos por la guerra, "como el futuro salvador que traerá la paz entre las naciones, castigará a los culpables y salvará alguna forma de Yugoslavia", según escribía ayer el diario de Zagreb Vecernij List.

La república de Bosnia-Herzegovina, de mayoría musulmana y con alto porcentaje de serbios y croatas, solicitó ayer a la Comunidad Europea (CE) el reconocimiento de su independencia, lo que coloca a Serbia y a su aliada Montenegro en las únicas repúblicas que mantienen la defensa de la federación yugoslava.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de diciembre de 1991

Más información

  • Ante Markovic, contra un presupuesto volcado en la guerra