Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El correo de Salinas llega a España

Harvard cede a la Residencia de Estudiantes el microfilme con la correspondencia personal del poeta

La legendaria correspondencia de Pedro Salinas, compuesta por cerca de 3.500 cartas y que según algunos constituye un documento fundamental del exilio republicano, podrá ser consultada en España, tras la cesión de una copia microfilmada a la Fundación Residencia de Estudiantes por parte de la Houghton Library de la Universidad de Harvard, que conserva los originales. Para acceder a estas cartas será preciso obtener un permiso previo de la familia Salinas, y algunas de ellas sólo podrán ser consultadas a partir del año 2.000, como por ejemplo las cartas de amor de Salinas a la joven que inspiró alguno de sus mejores poemarios.

Salinas se ha convertido ya en un clásico, pues así ha sido escogido por "el beneplácito implícito de las generaciones", según dijo Federico Ibáñez, director general del Libro, al presentar la cesión de la copia microfilmada.Entre otros actos del Centenario de Pedro Salinas, y tras el reciente congreso celebrado en la universidad de Murcia, está prevista una edición de su teatro completo y la publicación de su correspondencia con Jorge Guillén, que se prolongó durante años y es de gran interés para conocer la época. Por ejemplo, Salinas le describía a Guillén, residente en Cambridge, cómo fue la proclamación de la República. Si bien se conservan las cartas de Salinas anteriores a la guerra, no ocurre lo mismo con las de Guillén, pues la casa de Salinas -que todavía no tiene una placa-, fue arrasada.

En el centenario de Salinas está también prevista la representación de Judith y el tirano, la edición de una grabación con intervenciones del poeta y una exposición bibliográfica cuya comisaria es María Luisa López Vidriero y que será expuesta en la Biblioteca Nacional y en Puerto Rico, donde fue enterrado el poeta en 1951. Además, se realizará un acto conmemorativo en el WeIlesley College, en Estados Unidos, donde enseñó Salinas al comienzo de su exilio americano.

Los centenarios de Machado y García Lorca resultaron bien, comentó el editor Jaime Salinas, hijo del poeta, en una rueda de prensa, y las celebraciones no llegan a ocultar el espíritu del homenajeado, según dijo. Se le había preguntado si tanta celebración oficial no termina por ocultar el espíritu de un poeta. A su juicio, el año Salinas contribuirá decisivamente a conocer la obra del poeta símbolo del exilio.

La fama de los españoles que vivieron allí, o cuya correspondencia se conserva, va a trascender el ámbito de los departamentos de español de las universidades, dijo el conservador de manuscritos de la Biblioteca Houghton de Havard, Rodney G. Dennis.

100.000 documentos

Las filmaciones del archivo de Salinas se integran en la Biblioteca de la Residencia de Estudiantes, a la cual se añadirán en breve 100.000 documentos de la antigua Junta de Ampliación de Estudios, institución educativa fundamental de la España de aquellos años, según anunció José García Velasco, director de la Residencia de Estudiantes.En estos documentos se puede ver cómo Pedro Salinas hacía de informante anónimo para la concesión de ciertas becas, entre cuyos solicitantes se podía encontrar un joven estudiante llamado Rafael Lapesa, hoy ex director de la Real Academia Española.

García Velasco anunció el proyecto de continuar las grabaciones de voces de escritores en los discos El Archivo de la Palabra -un proyecto muy bien acogido pero mal distribuído- con algunas grabaciones de Juan Ramón Jiménez y el propio Salinas.

El Archivo Salinas incluye también los manuscritos originales de poemas: Largo lamento, Todo más claro, Seguro azar; obras de teatro: El director, Los Santos, Doña Gramática; ensayos de ficción: La bomba increíble, El desnudo impecable; y ensayos literarios: La poesía de Rubén Darío, Antología de la Poesía Española y Jorge Manrique.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de diciembre de 1991