Los inquilinos de una finca en ruina buscan a los herederos del dueño para que la reparen

Los inquilinos de la calle Buenavista 4 tiene una lona por tejado, la fachada picada para pintarla, túberías por todos los lados, calentadores descolgados de las paredes y desaguisados en cada uno de los pisos.Un problema jurídico -los herederos del propietario están desaparecidos- ha hecho que una obra iniciada por el Ayuntamiento no tenga continuidad.

Fernando Macías, responsable municipal de Edificación Deficiente, señala que las obras se iniciaron, a petición de los vecinos, para hacer medidas de seguridad en el edificio.

El responsable de Edificación Deficiente señala que el Ayuntamiento no puede hacer una ejecución sustitutoria (reparación de edificios) con dinero público. Los vecinos, sin embargo, entienden que la la Junta Municipal de Centro se comprometió a la reparación del edificio y la Gerencia municipal de Urbanismo, a localizar a los herederos.

Según Macías, una de las soluciones, si no aparecen los propletarios, es que los inquilinos paguen la ejecución sustitutoria y después embarguen la finca, supuesto que aparece en el artículo 110 de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS