Una brigada especial controlará el desarme en Nicaragua

ENVIADO ESPECIALEl Gobierno nicaragüense iniciará en enero la tercera fase de desarme del territorio con la entrada en acción de una brigada especial, de reciente creación, que se enfrentará a la dificil tarea de hacerse con el importante arsenal de guerra que aún permanece clandestinamente en manos de muchos civiles de este país.

Fuentes del Gobierno calculan que hay unas 80.000 armas en manos de la población, cifra que, sin embargo, las embajadas occidentales cuadruplican, y asegura haber ya retirado en las dos fases anteriores alrededor de 60.000, entre fusiles de asalto, ametralladoras, morteros y lanzagranadas. Esta nueva brigada, compuesta por 300 hombres que desde hace unos meses vienen siendo expresamente entrenados para esta misión, está constituida indistintamente por efectivos procedentes del Ejército popular sandinista, la Policía y otras fuerzas ideológicamente rivales, experiencia hasta ahora desconocida en este país centroamericano.

La puesta en marcha de esta unidad, que lleva como nombre Brigada Especial de Desarme (BED) y tiene su base en Matagalpa, a 130 kilómetros al norte de Managua, constituye a su vez el primer ensayo práctico y operativo de aglutinar bajo un mismo mando a perscinas hasta ahora enfrentadas, con el objeto de emprender una acción unitaria para desarmar al país en consonancia con la política de reconciliación nacional que impulsa la presidenta Violeta Barrios de Chamorro.

Precisamente, la presidenta visitó el pasado fin de semana esta unidad acompañada del mando territorial del Cuerpo de Paz de Naciones Unidas en Ni caragua, embajadores occidentales y agregados militares de los países que siguen de cerca el proceso de desarme del país. La brigada ha sido dotada de un uniforme distinto, de color celeste, que la distingue claramente de la indumentaria verde oliva del Ejército o de los trajes camuflados de los diferentes grupos rebeldes que aún operan en el norte del país. Chamorro calificó la creación de esta brigada "como un nuevo ejemplo de unidad".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS