Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aumentan los partos naturales en mujeres que han sufrido anteriormente una cesárea

La rápida ascensión en el número de alumbramientos ocurridos por cesárea en Estados Unidos en los últimos 25 años parece haberse detenido, mientras que el número de mujeres que tienen partos naturales tras haber sufrido una cesárea en un embarazo anterior ha aumentado notablemente, según un estudio del Centro Nacional de Estadísticas de la Salud. Este cambio positivo, según la opinión de muchos expertos, es consecuencia de años de esfuerzo de algunas organizaciones de consumidores y político-sanitarios para detener la proliferación de una forma de cirugía que muchos ven como cara, algunas veces arriesgada y a menudo innecesaria.El informe destaca que tras un incremento de cinco veces en la tasa de cesáreas entre 1965 y 1986, ésta se ha estabilizado en los últimos años en una cifra de 24 cesáreas por cada 100 nacimientos. Por otra p arte, desde 1986 a 1989, la tasa de partos vaginales tras cesáreas previas aumentó de un 8,5% a un 18,5%.

Esto indica un cambio significativo en la conducta de los obstetras y pacientes. En opinión del doctor Bruce Flamm, investigador del Kaiser-Permanente en Riverside, California, experto en este tema, la cesárea es apropiada en los casos de alto riesgo, como, por ejemplo, embarazo gemelar, un feto muy grande o una madre diabética, pero a veces es utilizada innecesariamente por conveniencia del paciente o del médico. Aunque las cesáreas son hoy día más seguras que antes, el riesgo de infección de la madre es más alto que en un parto vaginal, requiere unos dos días más de hospitalización y anestesia general. Aunque la tasa ideal de cesáreas no es bien conocida, parece haber consenso entre los expertos en que las cifras actuales siguen siendo altas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de noviembre de 1991