Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

Condenado el alcalde de Requena que obligó a un punki a cortarse la cresta

El alcalde socialista de Requena (Valencia) Antonio Monteagudo, ha sido condenado a dos años de inhabilitación, dos meses de arresto y multa de 100.000 pesetas por detención ilegal y coacciones, al joven punki Gabriel Martínez Ejarque, al que obligó acortarse la cresta.

La sentencia de la Audiencia de Valencia, hecha pública ayer, se refiere a unos hechos acaecidos en el verano de 1987. El joven punki, hijo de un teniente de alcalde también socialista, y el alcalde tuvieron un incidente en la calle. Al pasar Monteagudo por delante del bar en que se encontraba con unos amigos, Gabriel Martínez dijo: "Mirad cómo me río del alcalde". Éste telefoneó por la noche a casa del joven y comunicó a su padre que iba a ordenar a la Policía Local que llevara a Gabriel a su presencia. Gabriel Martínez llegó al Ayuntamiento a las 22.30 horas y fue conducido ante el alcalde. Éste, según la sentencia, reprendió a Gabriel por su conducta, "tanto en relación al hecho acaecido anteriormente como en lo relativo a su vestimenta y al peinado en forma de cresta que llevaba (...) al tiempo que le conminaba a cambiar su conducta, su forma de vestir y su peinado, so pena de sufrir detenciones arbitrarias en caso de no hacerlo".Gabriel Martínez fue puesto en libertad esa misma noche y, según la sentencia, la reprimenda "tuvo efectos intimidatorios fulminantes, pues en cuanto regresó a su casa Gabriel se fue al cuarto de baño y procedió a cortarse los picos en forma de cresta que tenía en su cabello".

La sentencia absuelve a los policías locales Vicente Donato, Lucio Huerta, Luis Escribano y Rafael Pérez de los delitos de detención ilegal y de coacciones que también les eran imputados por el fiscal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de noviembre de 1991