Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las sombrillas de Christo provocan una segunda víctima

La exposición de las sombrillas gigantes, obra del artista búlgaro Christo Javacheff, se ha cobrado una nueva víctima mortal. Un trabajador de la construcción japonés murió ayer a consecuencia de una descarga eléctrica cuando intentaba retirar uno de los enormes paraguas diseñados por Chisto e instalados en la localldad de Ibaraki. El artista había ordenado la retirada de los paraguas poco después de que el pasado fin de semana una de la sombrillas se cerrara accidentalmente y matara a una mujer en Camarillo (California).La segunda víctima de los paraguas es Masaaki Nakamura de 51 años de edad. Según la policía japonesa, el operario estaba al control de una grúa que debía arrancar una de las sombrillas. El brazo de la grúa tocó unos cables de alta tensión y Nakamura murió electrocutado en el acto, informa Reuter.

La exposición de Christo montada en California e Ibaraki de forma simultánea, es uno más de más los extravagantes proyectos del artista búlgaro afincado en EEUU. Se trata de un conjunto de 3.100 sombrillas gigantes de aluminio y lona, de seis metros de altura, 8,7 metros de diámetro y 200 kilos de peso de cada una.

El momento en que se produjo este segundo accidente, el artista búlgaro se encontraba en Tokio acelerando los trámites para el desmantelamiento de su exposición. Las consecuencias de estos dos accidentes en la carrera artística de Christo son, en estos momentos, una incógnita. Sin embargo parece claro que a partir de ahora sus proyectos se verán sometidos a toda clase de inspecciones.

Los accidentes, además, tendrán un efecto económico devastador para el artista. La suspensión de la exposición afectará la venta de los bocetos, los dibujos y los planos de la obra de Christo, cuyos beneficios estaban dedicados al desarrollo del proyecto, de 26.000 millones de pesetas. Para el galerista barcelonés Joan de Muga, representante en España de Christo, que ha visitado esta misma semana la exposición del artista en Calífornia y Japón, se trata de un "proyecto fantástico y, sin duda, uno de los mejores de su carrera".

De Muga se encontraba en California el pasado fin de semana cuando se produjo el accidente que provocó la muerte de Lori Rae Matthew. "Fue una auténtica desgracia", declaró De Muga, quien se sorprendió enormemente cuando fue informado por este diario de la segunda víctima. El galerista declaró que Christo, que reside permanentemente en Nueva York, se hallaba ayer volando entre Japón y California. Para de Muga estos accidentes no perjudicarán la carrera del artista, "pero a partir de ahora sus proyectos se miraran con lupa". El galerista quiso recalcar que los proyectos de Christo reunen a multitudes y que accidentes cono estos son "imprevisibles".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de noviembre de 1991