Con el nuevo código, terroristas y 'narcos' tendrán que cumplir íntegramente las condenas

El ministro de Justicia, Tomás de la Quadra, anunció ayer en el Congreso de los Diputados que el Gobierno enviará en las próximas semanas al Parlamento una reforma del Código Penal que garantizará el cumplimiento íntegro de las condenas impuestas por delitos de terrorismo y narcotráfico. El Gobierno ha incumplido ya en este momento el compromiso parlamentario que adquirió, en réplica a una solicitud del Grupo Popular, en diciembre de 1990, acerca de que en el plazo de seis meses propondría una reforma legislativa que impidiese a terroristas y narcotraficantes acogerse a los beneficios del sistema penitenciario, como la libertad condicional o la redención de penas por trabajos.En una comparecencia ante la Comisión de Justicia del Congreso, solicitada por el Grupo Popular, Tomás de la Quadra aseguró que la política de dispersión de los presos de ETA por diversas cárceles, ha dificultado "Ios contactos que mediante consignas intentaban mantener el sometimiento" de los etarras a la disciplina de su organización terrorista y ha permitido "un importante avance en la quiebra del monolitismo" del colectivo de presos terroristas. Asimismo, ha dificultado, según este ministro, la "manipulación" alentada desde las asociaciones de familiares de presos de ETA y de las Gestoras pro Amnistía, que eludió citar expresamente. La veracidad de estos éxitos son perceptibles, desde su punto de vista, al observar las presiones llevadas a cabo desde dentro y desde fuera de las cárceles para impedir que prosperara la política de disgregación de los reclusos de ETA.

El ministro de Justicia señaló que el sistema de clasificación de los presos, en concreto de los condenados por delitos de terrorismo y de narcotráfico, pretende facilitar que puedan decidir libremente acogerse al régimen penitenciario normal, es decir, que abandonen su militancia o pertenencia a bandas delictivas. En el caso de los etarras, el Gobierno considera que han sido eficaces sus medidas para combatir la estrategia de ETA de constituir colectivos que contribuían a la reafirmación en la violencia terrorista e incluso propiciaban una plena integración en esa banda de las personas condenadas por labores de apoyo o información.

Tomás de la Quadra señaló que el Ministerio de Justicia ya aplica medidas para evitar cualquier tipo de privilegios de los etarras y narcotraficantes y, en particular, para impedir que disfruten de ciertas medidas automáticas de carácter general, como la redención de penas por trabajo. El ministro aseguró que "con ocasión del envío en las próximas semanas del nuevo Código Penal [al Parlamento] se trata de garantizar, entre otras cosas, el cumplimiento íntegro, y en su caso la agravación, de las condenas por delitos de terrorismo y narcotráfico".

El ministro de Justicia reiteró su apoyo al secretario general de Instituciones Penitenciarias, Antoni Asunción, frente a la petición de cese de éste formulada por el portavoz del Partido Popular, Rogelio Baón.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción