Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los manuscritos del mar Muerto podrán ser estudiados por quienes lo soliciten

La inesperada decisión tomada el pasado viernes por la Biblioteca Huntington, en Los Ángeles (Estados Unidos), de abrir a todos los estudiantes cualificados que lo soliciten los 800 manuscritos del mar Muerto, cuyo acceso era hasta ahora el monopolio de un pequeño grupo de investigadores, ha suscitado una agria polémica. Israel, que conserva los originales, reivindicó el derecho de uso y el acceso a los investigadores. El Estado hebreo autorizó en 1990 a la biblioteca norteamericana a fotografiar el conjunto de los manuscritos, previniendo así la eventualidad de una pérdida irreparable de los originales."Estamos perplejos con estas noticias", declaró el domingo el director de Antigüedades de Israel, Amir Drori, quien afirmó que "si es cierto, será una violacion de acuerdos previos y una inmoralidad". Los manuscritos, considerados el mayor hallazgo arqueológico del siglo, comprenden el Antiguo Testamento, comentarios bíblicos y las normas de vida de la secta judía de los esenlos. Su descubrimiento abrió nuevas perspectivas para estudiar la historia del judaísmo y los orígenes del cristianismo.

Hasta la fecha el acceso a 500 de los rollos se limitó a un pequeño grupo de investigadores y editores, autorizados por Israel para descifrarlos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de septiembre de 1991