Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SENTENCIA DEL 'CASO AMEDO'

El padre del subcomisario cree que la condena es injusta

Los GAL no constituyeron un grupo paralelo de poder inserto en los aparatos del Estado, según la sentencia del tribunal de la Audiencia Nacional que juzgó a los policías José Amedo y Michel Domínguez. El fallo indica que no ha sido posible determinar la estructura interna, ni la escala jerárquica de los GAL, ni sus fuentes de financiación, con lo que queda en la oscuridad la X del juez Garzón: quiénes fueron los jefes superiores de los dos agentes en esta trama. El tribunal da por probado que Amedo y Domínguez fueron autores por inducción de los atentados a los bares Batzoki y La Consolation, con un resultado de seis heridos, hechos que el fallo tipifica como seis asesinatos frustrados.

José Ramón Amedo, padre del subcomisario José Amedo Fauce, condenado a más de 100 años de cárcel, declaró ayer que no comprendía cómo se podía condenar a alguien sin haber demostrado la acusación que se le hace. Aseguró que su hijo siempre había defendido a la sociedad y que "la sentencia es injusta".Preguntado qué le iba a decir a su hijo cuando le viese, una vez conocida la sentencia condenatoria, José Ramón Amedo contestó: "¿Qué quiere usted que le diga? Que tenga paciencia. No le queda otro remedio que aguantar". Y a la pregunta de cómo calificaría la sentencia, replicó: "La sentencia es injusta", dijo a Antena 3 de Radio. Se mostró satisfecho por el apoyo que su hijo, el subcomisario José Amedo, "está recibiendo del español de a pie" y piensa que si hubiera un plebiscito nacional sobre la conducta de su hijo, éste quedaría absuelto.

Preguntado si si el Gobierno había abandonado a los policías Amedo y Domínguez en este juicio, José Ramón Amedo indicó que no es el Gobierno quien ha juzgado a su hijo. "El Gobierno", declaró, "ha estado en su sitio. La justicia tiene autonomia y no la administra el Gobierno, por lo tanto el Gobierno no se puede meter". José Ramón Amedo declaró: "Yo lo que no entiendo es que unos hombres que defienden a los españoles y a la patria, que les condenen sin tener algo que directamente les acuse".

José Ramón Amedo no encuentra aspectos negativos en el trabajo que realizaba su hijo como policía. "Mi hijo", afirmó, "es una persona humana, una persona que ha trabajado en defensa de la sociedad". Reiteró su pesar, en cambio, por la impresión de que los delitos cometidos por los terroristas parece que tienen muy poca importancia.

En cuanto a si la mejor forma de combatir el terrorismo es hacerlo utilizando la violencia, José Ramón Amedo contestó: "Pues, mire, eso no está en mis manos solucionarlo. En todos los países se trata de eliminar el terrorismo porque ataca a inocentes y a niños. ¿Ha visto usted niños destrozados por las bombas, como los he visto yo?".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de septiembre de 1991