Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ardanza inicia contactos con los socialistas para sustituir a EA, expulsado ayer del Gobierno vasco

El presidente del Gobierno vasco, Jose Antonio Ardanza, iniciará hoy, tras firmar el decreto de cese de los tres consejeros de Eusko Alkartasuna (EA), la primera ronda de conversaciones con los socialistas vascos para buscar el tercer socio de¡ nuevo Ejecutivo. El PSE adelantó ayer que está dispuesto a participar en un Gobierno estable. También serán llamados el PP y Unidad Alavesa. Ardanza comunicó al mediodía de ayer a EA que había sido expulsado de¡ Gobierno al incumplir las exigencias formuladas por PNV y EE. El lehendakari dijo que no le preocupa la situación interna de EE.

Ardanza evitó en todo momento pronunciarse a favor de un partido u otro para completar el actual Gobierno, y tampoco adelantó si el nuevo socio ocupará exclusivamente las carteras vacantes o si está abierto a una remodelación global. Sin embargo, dijo que no sería conveniente para el país un Gobierno en minoría. El único partido que garantiza la mayoría es el PSE. "Mañana comenzaré las conversaciones", dijo Ardanza, "no sé más, salvo que deseo que el proceso sea lo más corto posible".El presidente consideró poco probable que el nuevo Gabinete comience a andar antes del debate de política general, previsto para el próximo día 27. Mientras tanto, las carteras de Eusko Alkartasuna han pasado de forma transitoria a manos del PNV.

La portavoz de la Ejecutiva socialista, Rosa Diez, dijo ayer, tras la conferencia de prensa del lehendakari, que su partido es favorable a entrar en el Gobierno "siempre que sea para formar un Gabinete fuerte, con cohesión y estable". Para esta portavoz, la única incógnita es saber cuál va a ser la reacción del sector crítico de Euskadiko Ezkerra, más próximo a EA. Este sector se alineó ayer con el partido de Carlos Garaikoetxea y calificó a Ardanza de "imprudente" por expulsar a Eusko Alkartasuna del Ejecutivo tripartito. "El Gobierno está hoy peor que ayer", declaró uno de sus portavoces, "y nos sentimos desvinculados de las gestiones que el lehendakari anuncia para la recomposición del Gobierno". Los críticos tienen el respaldo de cinco de los seis parlamentarlos de EE.

Por su parte, Jon Idígoras, portavoz de la Mesa Nacional de Herri Batasuna, consideró lógica la ruptura del Ejecutivo de Vitoria, ya que se trataba de un acuerdo "incoherente" y sustentado en una "falsa ideología nacionalista", según informa la agencia Europa Press.

El presidente de EA, Carlos Garaikoetxea, declinó hacer cualquier comentario tras la ejecutiva de urgencia que su partido celebró ayer en San Sebastián.

La salida de este partido del Ejecutivo vasco se produce después de 222 días de vida, y tras una semana de gran tensión desde que el portavoz del Gobierno, Joseba Arregui, diese un ultimátum a Garaikoetxea para que recondujera el debate sobre la independencia que abandera junto a Herri Batasuna.

La crisis ha dejado a EA en una situación interna difícil, al encontrarse enfrentados el sector partidario de mantenerse en el Gobierno, minoritario, y los que se han pronunciado a favor de mantener unido el partido al seguir con la estrategia de la Ejecutiva y solicitar el derecho de autodeterminación así como su ejercicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de septiembre de 1991

Más información

  • Los consejeros de Eusko Alkartasuna serán destituidos hoy