Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

HB, ante el 'éxito' logrado en Guipúzcoa, exige modificar el paso de la autovía en Navarra

Herri Batasuna (HB) y la coordinadora Lurraldea, a la vista del éxito logrado para modificar el trazado de la autovía Pamplona-San Sebastián, decidieron ayer dar un paso más y exigieron al Gobierno de Navarra que también lo cambie a su paso por esta provincia. Ni ETA ni HB se habían pronunciado sobre el tramo navarro de la autovía. La nueva exigencia de Herri Batasuna y la coordinadora Lurraldea ha provocado el rechazo del presidente en funciones del Gobierno de Navarra, el socialista Gabriel Urralburu. Sorprendentemente, el candidato del Partido Popular (PP) a la presidencia del Ejecutivo navarro, Juan Cruz Alli, elogió la solución pactada por la Diputación de Guipúzcoa.

El portavoz de Herri Batasuna, Tasio Erkizia, fue aún más lejos al manifestar en una rueda de prensa en San Sebastián que el acuerdo con el diputado general de Guipúzcoa, Eli Galdos (PNV), es "un ejemplo válido a seguir en numerosos casos de conflictos ecológicos, ubicaciones industriales, planteamientos urbanos, e incluso para superar el contencioso entre Euskadi y el Estado", en clara referencia a una negociación entre ETA y el Gobierno.Si el viernes se produjo una sorpresa con la decisión adoptada por el PNV, el PSE-PSOE y el Partido Popular (PP) al apoyar el acuerdo del diputado general de Guipúzcoa, ayer se produjo un nuevo giro en los acontecimientos. Tanto el PSE-PSOE -socio del PNV en la Diputación de Guilpúzcoa- como el PP se desmarcaron del acuerdo alcanzado por Galdos y dejaron solo al partido presidido por Xabier Arzalluz. Tanto el PSOE corno el PP colocaron la continuidad del pacto de Ajuria Enea contra la violencia por encima del acuerdo alcanzado con la coordinadora. Eusko Alkartasuna (EA) y Euskadiko Ezkerra (EE) adelantaron el viernes que el acuerdo de la Diputación rompía el pacto contra la violencia. Ayer mismo, el presidente de EA, Carlos Garaikoetxea, manifestaba que el pacto de Ajuria Enea, "había sido asesinado". EE acusó al PNV de "quebrar el apoyo de los partidos democráticos por ganar el de HB".

En estos momentos, el PNV sólo dispone de sus 12 votos y los 12 de HB -sobre los 51 de las Juntas Generales de Guipúzcoa-, insuficientes para que el Parlamento provincial apruebe el cambio de trazado. El portavoz del PNV, Joseba Egibar, maniféstó la oportunidad del acuerdo, ya que "ETA, HB y la coordinadora tenían entre manos un conflicto que les quemaba y buscaban una salida inteligente".

La construcción de la autovía puede presentar un nuevo conflicto ante el propósito de la Diputación de Gulpúzcoa de rescindir el contrato a la empresa Ramos Hidalgo, SA, que tiene adjudicados los trabajos de la autovía. La Diputación pretende ahora dar entrada a las empresas constructoras vascas que cancelaron su compromiso el mes de enero ante las amenazas de ETA y las advertencias de HB.

Página 11 Editorial en la página 6

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de agosto de 1991

Más información

  • Socialistas y PP dejan solo al PNV en su pacto con el abertzalismo radical