Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA AUTOVÍA DE LA POLÉMICA

ETA y HB imponen a la Diputación de Guipúzcoa un nuevo trazado para la autovía de Leizarán

El Gobierno de la Diputación de Guipúzcoa, formado por el PNV y el PSE-PSOE, aceptó ayer, inicialmente, la propuesta de la coordinadora Lurraldea de modificar parcialmente el trazado de la autovía con Navarra a su paso por el valle de Leizarán. De manera poco explícita, tras las tajantes declaraciones del lehendakari, José Antonio Ardanza, contrarias a la modificación, los responsables de la Diputación de Guipúzcoa justificaron el cambio en la posibilidad de que ETA abandone ahora el frente de la autovía en Navarra. Inaxio Oliveri, de Eusko Alkartasuna, rechazó la alteración y dijo: "Si el PNV respalda a Galdos en esta cuestión y es consecuente, colocará a Francisco Múgica Garmendia, Artapalo, al frente de la política de este país".

La decisión contradice radicalmente la anterior negativa de la Diputación de Guipúzcoa a modificar el trazado, que había sido mantenida, por boca de José Ramón Beloki, hasta apenas unas horas antes. A preguntas de los informadores, y en clara referencia a ETA, el propio portavoz de Lurraldea, Jonan Fernández, afirmó ayer, tras su reunión con el diputado general de Guipuzcoa, Eli Galdos, que en el escenario de consenso que acaba de abrirse "no cabe imaginar un enfrentamiento".El nuevo trazado, que debe ser aprobado por las Juntas Generales de Guipúzcoa (parlamento provincial), pertenece, en realidad, a un anteproyecto, barajado por la propia Diputación años atrás, que fue postergado por los técnicos, en beneficio del proyecto actual, atendiendo, entre otras, a razones de impacto medioambiental.

En una postura difícilmente comprensible en un colectivo que se justifica a sí mismo por sus pretendidas inquietudes ecologistas, Jonan Fernández admitió ayer que ambos trazados suponen un impacto medioambiental similar, aunque indicó que el nuevo permitirá declarar a Leizarán parque nacional.

El trazado propuesto por Lurraldea y aceptado en principio por el gobierno de la Diputación de Guipúzcoa discurre por el valle de Leizarán un total de seis kilómetros frente a los 11 que figuran en el proyecto oficial. La oferta de la coordinadora Lurraldea -aprobada anteayer "unánimemente", en una asamblea a la que asistieron "alrededor de 50 personas", según, Jonan Fernández- se produce en un momento en que los entornos de ETA insinuaban que la banda terrorista no estaba interesada en llevar hasta el final su oposición a la autovía.

Tras presentar el acuerdo como "una victoria de los movimientos sociales", Jonan Fernández dijo que "lo importante es que un conflicto complejo y enquistado haya encontrado una solución por la vía del diálogo. Un acuerdo sin vencedores ni vencidos que va a acabar con la crispación".

Empresarios vascos

En referencia implícita a la negociación que propugna la organización terrorista ETA, el portavoz de Lurraldea y concejal de HB de Tolosa subrayó la importancia que este tipo de acuerdos pueden tener como precedentes. Rechazó la necesidad de recurrir a un referéndum provincial, en contra de la posición mantenida hasta ahora por Lurraldea, y dijo que su grupo propugnará ahora que las obras de la autovía sean encomendadas al colectivo de empresarios vascos que meses atrás renunciaron a las obras tras las amenazas expresas de ETA y las visitas "informativas" de los dirigentes de Herri Batasuna.

De acuerdo con el plan acordado con el diputado general de Guipúzcoa, será HB la formación que presentará el nuevo trazado a las Juntas Generales. En el caso de que este parlamento provincial lo apruebe, la diputación deberá abrirse un nuevo plazo de licitación para las obras y revisar las actuales adjudicaciones. José Luis Elkoro, portavoz de HB en las Juntas Generales, se mostró igualmente "optimista" y esperanzado" porque, dijo, "por fin se está teniendo en cuenta a los fenómenos sociales". Lógicamente, añadió, si ésto prospera será un triunfo de Herri Batasuna y sobre todo, un triunfo popular.

Con parecido optimismo, Eli Galdos explicó ayer el cambio de actitud de la Diputación de Guipúzcoa en razón del cambio de postura de la propia coordinadora Lurraldea, que ha pasado de una oposición frontal a la autovía con Navarra a aceptar un proyecto institucional". Según él, los técnicos de la Diputación se encontraban divididos en su apoyo a uno u otro proyecto, por lo que el cambio es irrelevante.

Galdos señaló que el diseño que ahora propone Lurraldea fue postergado ante los problemas para el transporte de mercancías peligrosas que suponía la construcción de un túnel en Belabieta de 900 metros cuadrados.

A juicio del diputado general de Guipúzcoa, las actuales técnicas de contrucción de túneles permiten solventar esas dificultades. También la portavoz del PSE-PSOE en las Juntas Generales, Ana Urchuegía, se mostró favorable a aceptar la propuesta de Lurraldea. Tras admitir que su grupo conocía la postura de Lurraldea desde el lunes, dijo que su grupo va a estudiar la oferta, al tiempo que subrayó la necesidad de mantener la unidad del "bloque democrático".

En abierto contraste, Claudio Saizar, portavoz de Eusko Alkartasuna, partido que gobernó la Diputación guipuzcoana en la anterior legislatura, afirmó que "aceptar el cambio de trazado supondría reconocer un poder de la organización terrorista ETA sobre las instituciones. "Me pregunto, indicó Claudio Saizar, "qué dirán ahora las víctimas de los atentados".

El portavoz de Euskadiko Ezkerra, partido que cogobernó igualmente la diputación, constató el cambio de actitud de Lurraldea, pero criticó la forma en que se han llevado las conversaciones, sin la existencia de un consenso previo entre los partidos del pacto de Ajuria Enea.

"Se ha incumplido el acuerdo que adoptamos los partidos de no recibir a Lurraldea hasta que ellos condenaran las acciones de ETA y habrá que ver cual es la lectura que ellos extraen de estos cambios de postura". José Eugenio Azpiroz, del Partido Popular, dijo que "todo lo que pueda servir para evitar un muerto o un herido merece ser tratado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de agosto de 1991

Más información

  • Los partidos vascos, divididos ante el drástico giro del Gobierno provincial PNV-PSOE