Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pena de 11 años de cárcel para un hombre que mató a otro por molestar a sus hijos.

La Audiencia Provincial de Castellón ha condenado a 11 años de cárcel a Manuel García como autor del homicidio de Blas González, de 43 años, ocurrído el 22 de mayo de 1990 en un barrio obrero de La Vall d'Uixó (Castellón). En una riña, la víctima fue apaleada y posteriormente arrojada, aún con vida, a un barranco. La sentencia condena a Francisco López y Luis López a seis años de prisión cada uno como cómplices. El tribunal considera probado que González había quemado ese día una cabaña que habían construído los hijos de Manuel García, lo que provocó una pelea entre ambos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de julio de 1991