LA DESINTEGRACIÓN YUGOSLAVA

Eslovenia vota hoy el acuerdo de Brioni

MIRJANA TOMIC ENVIADA ESPECIAL El Parlamento esloveno discute y vota hoy la declaración conjunta de Brioni, documento aprobado el domingo pasado entre la troika de la Comunidad Europea, por una parte, y los representantes federales y republicanos por otra. El presidente esloveno, Milan Kucan, intentará convencer a los 240 diputados de las tres Cámaras parlamentarias de que voten a favor de la declaración, ya que "no hay otra alternativa". Varios dirigentes políticos, incluido el presidente del Parlamento, Franc Bucar, mostraron su disconformidad con la declaración, "que representa la capitulación de Eslovenia" y no tiene en cuenta "la victoria militar".

El incansable portavoz del Gobierno esloveno, Jelko Kacin, acusó ayer al Ejército yugoslavo de seguir movilizando reservistas en Serbia, de no haber devuelto a los cuarteles a todas las unidades de blindados y recordó que ningún aeropuerto esloveno estaba funcionando después de su clausura por las autoridades federales.

Más información
Serbia y Croacia incian la lucha por el control de la región de Eslavonia

Zivko Pregl, economista de 44 años, ex viceprimer ministro yugoslavo, que cesó el 30 de junio a raíz de los acontecimientos en Eslovenia, califica de "racional" el acuerdo en Brioni. "Devolvió la discusión a los cauces que debió haber seguido desde el inicio: el diálogo". Pregl, la ex mano derecha del primer ministro Ante Markovic, que había luchado "por la reforma de Yugoslavia", dice: "Después de la intervención militar Yugoslavia está muerta". Según él, la clave para la solución de la crisis yugoslava yace en el reconocimiento internacional de Eslovenia.

Recordando las tensas reuniones del Gobierno federal a finales de junio, cuando las Fuerzas Armadas avanzaban hacia las fronteras exteriores de Eslovenia, Pregl afirma categóricamente que el Gobierno federal no sabía lo que sucedía en Eslovenia ni controlaba a las Fuerzas Armadas. Asimismo, sostiene que el Gobierno de Markovic, no obstante las advertencias de los ministros eslovenos (todos han cesado), no comprendía que la decisión eslovena de proseguir con la independencia iba en serio.

Debido a la desconfianza absoluta entre los líderes republicanos, Pregl manifiesta que "sólo los observadores extranjeros pueden ayudar a que el diálogo, previsto a partir del 1 de agosto, se desarrolle exitosamente". Actualmente, el ex viceprimer ministro no cree que exista un nuevo peligro de intervención militar en Eslovenia debido "a la presencia e intervención internacional". Sin embargo, no descarta la continuación de las actividades militares en Croacia. "Los serbios provocaron los conflictos en Croacia, pero el Gobierno de Zagreb nunca ha tenido sensibilidad para los problemas de la población serbi". Preglno muestra optimismo en cuanto a las relaciones serbio-croatas, y por eso opina que la presencia de los observadores internacionales es indispensable en Croacia.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS